SU ÚLTIMA INSTANCIA, EL TRIBUNAL EUROPEO DE DERECHOS HUMANOS

SU ÚLTIMA INSTANCIA, EL TRIBUNAL EUROPEO DE DERECHOS HUMANOS

El Constitucional cierra la puerta al recurso de Rosario Porto por la muerte de Asunta

Rosario Porto, madre adoptiva de Asunta Basterra, ya no cuenta con más opciones en el sistema judicial español después de que el Constitucional haya "inadmitido a trámite" su recurso, ratificando así los 18 años de prisión a los que ha sido condenada.

Rosario Porto y Alfonso Basterra
Rosario Porto y Alfonso Basterra | EFE

El Tribunal Constitucional ha cerrado la puerta al recurso de la defensa de Rosario Porto contra la condena por el asesinato de su hija, Asunta Basterra. Según han confirmado fuentes del alto tribunal, se ha "inadmitido a trámite" este recurso por "no apreciar la especial trascendencia constitucional que exige la Ley Orgánica del Tribunal Constitucional".

Así, el Constitucional pone freno a las pretensiones de la defensa de Porto y cierra la puerta a pronunciarse sobre la condena, ratificando de facto los 18 años de prisión que cumple la madre de Asunta. Tras esta decisión, la defensa de Porto debe decidir si acude a la última instancia, al Tribunal Europeo de Derechos Humanos.

Antes que el Constitucional, tanto el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) como el Tribunal Supremo confirmaron la condena impuesta contra ella y su exmarido por la Audiencia Provincial de A Coruña, rechazando en todas las ocasiones. Con el TC, Porto ya no cuenta con más opciones de recurso en el sistema judicial español.

En concreto, la Sala II de lo Penal del Tribunal Supremo desestimó en octubre los recursos presentados tanto por Rosario Porto como por Alfonso Basterra y ratificó la sentencia que los condenó a 18 años de prisión por el asesinato de su hija.

A su vez, estos recursos fueron presentados por las defensas de Porto y de Basterra después de que en marzo el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) ratificase también la condena de la Audiencia Provincial de A Coruña por el asesinato de su hija Asunta.

Asunta Basterra Porto, de 13 años, murió asfixiada el 21 de septiembre de 2013, aunque su cuerpo, abandonado en una pista forestal en las proximidades de Santiago de Compostela, no fue localizado hasta la madrugada del día 22. La investigación posterior, que terminó con el encarcelamiento de sus padres adoptivos, determinó que, además, la menor había consumido antes de su muerte y en los meses previos distintas cantidades de 'lorazepam', la última en rango "tóxico".

Alfonso Basterra y Rosario Porto fueron juzgados cuando se cumplían dos años del asesinato de la menor, en septiembre de 2015, declarados culpables de asesinato por unanimidad del jurado popular y condenados por asesinato por la Audiencia Provincial.

EFE | Madrid | 22/06/2017

Más noticias

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.