Un enfermo en una cama de un hospital

Publicidad

Hospital de Madrid

Confunden un melanoma con un lunar y la metástasis llega al pulmón de la paciente

La Audiencia Provincial determina que se trata de un "acto médico negligente" que debe ser indemnizado por causar una incapacidad temporal.

En resumen

  • La sentencia reconoce que se tardó dos años en practicar un correcto tratamiento de la enfermedad por ese error de diagnóstico.

La Audiencia Provincial de Madrid ha condenado a una aseguradora a abonar una indemnización a una paciente por el error en el diagnóstico de un melanoma que le fue extirpado en 2009 al confundirlo con un lunar en una clínica hospitalaria. La sentencia confirma el grueso del fallo emitido en su día por el Juzgado de Primera Instancia número uno de Colmenar Viejo.

El juzgado de primera instancia recogía el abono de una cantidad de 46.704 euros más un interés legal de tal cantidad incrementada en un 50% desde la fecha del 3 de abril de 2009 hasta su completo pago, interés que no podía ser inferior una vez transcurridos dos años desde la citada fecha. Al respecto, la Audiencia Provincial ve acreditado en este caso un "acto médico negligente" que debe ser indemnizado por causar una incapacidad temporal, secuelas de tatalgia postraumética, perjuicio estético ligero y trastorno mental leve.

La sentencia expone que el doctor declaró en el proceso con una explicación "muy convincente" de la "dificultad de diagnosticar por los patólogos un melanoma y distinguirlo de un nevus por la posibilidad de regresión de la lesión, y como en el año 2009 era un caso muy difícil de diagnosticar como melanoma".

"Pero en ningún momento mantiene que ningún momento mantiene que el diagnóstico de nevus melanócítico compuesto adquirido fuera correcto, adecuado o explicable en atención a las muestras examinadas (...) Su testimonio resulta mucho menos contundente en cuanto al correcto diagnóstico del nevus", razona el fallo judicial.

Los servicios jurídicos de la asociación 'El Defensor del Paciente' asesoraron a la mujer afectada que acudió a los servicios de dermatología de una clíniva en el año 2009, que determinaron la extirpación de un nódulo en el pie por ser un simple lunar. Dos años más tarde, en el Hospital 12 de Octubre se le hizo un diagnóstico correcto de melanoma. La sentencia reconoce que se tardó dos años en practicar un correcto tratamiento de la enfermedad por ese error de diagnóstico.

Publicidad