La Conferencia Episcopal Española (CEE) no encargará a las diócesis un informe sobre los casos de pederastia que han podido ocurrir en el seno de la Iglesia católica "porque no tiene autoridad" para hacerlo.

Así lo ha asegurado hoy el presidente de la CEE, Ricardo Blázquez, después de asistir en Roma al encuentro para la protección de menores convocado por el papa Francisco.

Blázquez ha señalado que está a la espera de recibir del Vaticano las normas de actuación frente a los casos de abusos sexuales a menores, que aún se están elaborando y serán comunes para toda la Iglesia.