Infracciones de tráfico

Un conductor de A Illa, en Pontevedra, pierde 13 puntos del carnet de golpe por cúmulo de infracciones

La Policía Local le dio el alto porque el hombre iba manejando su teléfono móvil mientras conducía. La sorpresa fue el cúmulo de infracciones que estaba cometiendo además de esa.

Conductor

Pixabay Conductor

Publicidad

Fue prácticamente un suma y sigue. La Policía Local de A Illa de Arousa, en Pontevedra, no daban crédito. El hombre, de 35 años y vecino del propio ayuntamiento, circulaba por una céntrica calle de la localidad mientras manipulaba su teléfono móvil, los agentes se percataron de lo que estaba ocurriendo y le dieron el alto.

Se trata de una sanción grave, dado el riesgo que supone hablar por teléfono al volante o manipular el móvil de cualquier forma. Esta infracción conlleva 200 euros de multa y la retirada de 3 puntos de carnet. Hasta aquí, por desgracia, una situación que se repite con cierta frecuencia.

Pero cuando la Policía solicitó la documentación al conductor y se dispuso a comprobar los datos, se percató de que el vehículo carecía de la ITV obligatoria que todo vehículo debe tener en vigor. Esto suma otros 200 euros más de multa.

A los agentes tampoco se les escapó en ese momento, que el hombre podría estar bajo los efectos del alcohol o alguna otra substancia, por lo que procedieron a realizarle la prueba pertinente y, de nuevo, sorpresa, al ver que el resultado era de 0,44.

A estas alturas, ya casi hay que tirar de calculadora para continuar con la suma. Circular con esta tasa de alcohol supone la retirada de otros 4 puntos y 500 euros más de multa.

Hasta ahí la situación ya era rocambolesca, pero faltaba la traca final. Una prueba de drogas que arrojó un resultado positivo tanto en cocaína como en THC, aunque este resultado debe ser todavía confirmado por el laboratorio de referencia. En el caso de que así sea, la sanción aumenta en 1.000 euros más de multa y otros 6 puntos menos en el permiso de circulación.

Así es que, haciendo recuento, el hombre se enfrenta a la pérdida de 13 puntos del carnet y 1.900 euros de multa.

Publicidad