En la nueva campaña de Ponle Freno ha realizado un experimento sociológico que trata de ver cómo conducen los padres pero desde el punto de vista de los hijos.

Tanto a los padres como a los hijos se les hace la misma pregunta, los adultos responden de manera más cualificada al referirse a la seguridad vial, sus hijos responden de una forma más sincera.

El resultado fue que, en la mayoría de las ocasiones, las impresiones de los padres y las de los hijos diferían en gran medida, demostrando que lo importante no es cómo los conductores creen que conducen, sino como realmente lo hacen.

La campaña de Atresmedia y Fundación AXA tiene el objetivo de buscar el compromiso de la sociedad para mejorar la Educación Vial infantil, porque es vital reflexionar en nuestra manera de conducir y porque los niños de hoy serán los conductores del mañana.