Imagen de archivo de una yegua con su potra

Publicidad

Maltrato animal

Condenan a dos años de cárcel a un hombre agredir sexualmente a dos yeguas y ocasionarles secuelas psicológicas

Un hombre ha sido condenado este mes en Mallorca por un delito de maltrato animal por agresiones sexuales a dos yeguas. Uno de los animales presenta ahora secuelas psicológicas.

Un residente mallorquín ha aceptado dos años de cárcel tras agredir sexualmente a dos yeguas. Uno de los animales ha mostrado daños psicológicos por el suceso.

El incidente tuvo lugar el pasado 1 de enero de 2018, cuando el hombre visitó los establos de una finca en la localidad de Alcúdia, en la isla de Mallorca, para agredir sexualmente a una potrilla de siete meses. El animal comenzó a desarrollar una conducta inusual y el veterinario inició sus sospechas por su extraño comportamiento y varias heridas físicas.

Cámaras ocultas descubren al agresor

La propietaria del establo decidió instalar cámaras de vigilancia y las imágenes corroboraron las sospechas. El hombre fue grabado hasta en tres ocasiones en el mes de marzo agrediendo sexualmente a la madre de la cría, una yegua que fue también atendida por las lesiones físicas.

La potrilla ha presentado importantes daños psicológicos "de miedo intenso y rechazo a las personas", según indica la defensa de la propietaria de los equinos. El doctor veterinario encargado de realizar el peritaje de salud mental de los animales ha confirmado las secuelas. La madre y la cría fueron trasladadas a un espacio neutral, y mientras la yegua no mostró miedo hacia las personas, la potrilla reaccionó de manera más violenta.

La condena

El agresor ha aceptado la pena de dos años de cárcel por delitos de maltrato animal, uno de ellos reiterado, y el pago de casi 1.000 euros de multa por los gastos veterinarios para el tratamiento de los animales. El juicio fue celebrado este mes en el juzgado de lo penal número uno de Palma.

Qué dice la ley

Los análisis de salud mental realizados a animales tras sufrir un maltrato son inusuales en los procesos judiciales. El Código Penal habla de penas entre tres meses y un día y un año por los daños causados a un animal pero no especifica en lesiones de tipo físico o mentales. Los representantes de la propietaria del establo esperan sentar precedente con esta sentencia para futuros casos similares.

La Asociación Balear de Abogados por los Derechos de los Animales, quienes ejerció la acusación popular, permaneció firme en su petición de cárcel para el acusado. "En este caso no se trata solo de una agresión sexual, sino de daños infligidos de forma gratuita y reiterada provocando un gran sufrimiento al animal", ha declarado a varios medios su presidente, el abogado Manuel Molina.

Publicidad