Málaga

Condenado a 18 meses de prisión el tuitero que publicó mensajes degradantes sobre el pequeño Julen

Se abrió una investigación por un posible delito de trato degradante por los mensajes que publicó sobre la familia del pequeño Julen, el niño de dos años que murió tras caer a un pozo en Totalán, Málaga.

Padres del pequeño Julen

Padres del pequeño Julen EFE

Publicidad

El juzgado de lo penal número 3 de Madrid ha condenado a 18 meses de cárcel al tuitero Camilo de Ory por los comentarios ofensivos y en tono de burla que publicó en redes sociales sobre el pequeño Julen, el niño de 2 años que murió en 2019 tras caer a un pozo en Totalán, en Málaga. La sentencia incluye además una indemnización por parte de Ory a la familia del menor de 6.000 euros en concepto de daños morales.

Los magistrados han considerado que durante las operaciones de rescate, "y siendo conocedor del fatídico desenlace y de la dramática situación vivida por los progenitores del menor", el tuitero publicó varios mensajes empleando el nombre de la víctima "con trato burlesco, ofensivo y degradante". Esto, señalan los expertos, "incrementó injustamente el dolor padecido" por los progenitores, José Roselló y Victoria María García.

Entre los tuits que recoge la sentencia destacan algunos que hacen referencia al tiempo que el niño permaneció dentro de la cavidad. "Si es molesto aguantar las obras del vecino, imaginad lo agobiado que tiene que estar Julen con las perforaciones", "cómo has podido caer tan bajo, Julen", "el pozo lo ha hecho un hombre, no? Pues violencia machista" o "embutidos El Pozo patrocina este rescate".

Unos comentarios por los que "nunca se disculpó" y por los que incluso alardeó de haber aumentado su número de seguidores en Twitter.

Nunca pidió perdón

Más de tres años después de esas palabras, y cuando se cumple el cuarto aniversario de la muerte del menor, ahora la justicia le impone una pena de prisión de 18 meses a Ory. La abogada de la familia ha celebrado la sentencia, que no obstante puede ser recurrida ante la Audiencia Provincial de Madrid.

"Han sido cuatro años luchando por la dignidad de Julen y de sus padres", ha remarcado la letrada Antonia Barba.

Publicidad