Ximo Puig, Presidente de la Generalitat Valenciana

Publicidad

Coronavirus Plan Navidad

La Comunidad Valenciana endurece las restricciones ante el coronavirus, ni familiares ni allegados, solo los residentes podrán entrar por Navidad

Ximo Puig ha anunciado diferentes restricciones como el cierre perimetral hasta el 15 de enero o limitar las reuniones a un máximo de 6 personas durante todas las fiestas de Navidad.

La Comunidad Valenciana ha anunciado las medidas para afrontar las fiestas de Navidad durante la segunda ola del coronavirus dónde habrá nuevas restricciones para evitar más contagios. Ni familiares ni allegados, en la comunidad valenciana solo los residentes podrán entrar durante las fiestas de Navidad.

El Gobierno autonómico da marcha atrás en su plan navideño por el aumento de los contagios por coronavirus: desde el lunes 21 de diciembre hasta el 15 de enero adelantan el toque de queda a las once de la noche pero mantienen dos excepciones. "En Nochebuena y Nochevieja a la doce" ha afirmado Ximo Puig, presidente valenciano. "No queremos crear incertidumbre y pedimos disculpas, pero tenemos que adaptarnos a la pandemia. Si no lo hacemos, las consecuencias serían peores" ha advertido.

El Gobierno regional ha anunciado que desde el próximo lunes 21 de diciembre se limitarán las reuniones a un máximo de 6 personas, incluso en los días clave de Navidad. El toque de queda será hasta las 11 de la noche, con la excepción de Nochebuena y Nochevieja que será hasta las 12 de la noche.

También han recordado que el cierre perimetral por el coronavirus se mantiene hasta el 15 de enero, por lo que solo podrán entrar a la comunidad las personas que vivan en ella y suprimen su primera propuesta de permitir viajar los días señalados de Navidad.

Ximo Puig, presidente de la Generalitat valenciana, ha dado una comparecencia tras reunirse con la comisión interdepartamental en la que se han acordado las nuevas restricciones ante el coronavirus, que entrarán en vigor el próximo lunes. "Es doloroso tener que restringir aún más la Navidad, pero es lo que toca, por prudencia, por seguridad y por responsabilidad", ha indicado Puig.

"La situación ha empeorado, el ejemplo más claro es la incidencia, que en la última semana ha crecido un 27 %. Llevamos cuatro días seguidos con más de 2.000 contagios, son indicadores que nos obligan a reaccionar. No nos jugamos cómo hacer la Navidad, sino el futuro, el trabajo y la salud", ha criticado el presidente valenciano.

Vacunación del coronavirus

Sobre la vacunación contra el coronavirus, Ximo Puig ha indicado que la "comunidad está preparada para recibir, almacenar y distribuir 600.000 dosis de la vacuna de Pfizer", aunque reconoce que todavía no sabe cuándo llegarán las primeras dosis de vacuna.

Publicidad