Campanadas en la Puerta del Sol

Publicidad

Coronavirus

La Comunidad de Madrid publica en el BOCM el decreto por el que se prohíbe celebrar las campanadas en la Puerta del Sol

En el decreto que publica hoy la Comunidad de Madrid se fija la prohibición para celebrar en la Puerta del Sol las campanadas de fin de año con el objeto de evitar aglomeraciones que puedan propiciar la expansión del coronavirus. También se sientan las bases para realizar la Cabalgata de Reyes.

La Comunidad de Madrid ha publicado en el Boletín Oficial de la región el decreto por el que se prohíbe celebrar los festejos de las campanadas en Nochevieja en la Puerta del Sol debido a la pandemia del coronavirus.

Con el fin de evitar la formación de aglomeraciones de personas en las vías y espacios públicos la Comunidad de Madrid anunció este viernes que se prohibía celebrar las 12 campanadas de fin de año en la Puerta del Sol, una tradición más con la que ha podido el coronavirus.

"No se podrán organizar actos con motivo de festejar las doce campanadas de fin de año en plazas o vías públicas. Los ayuntamientos respectivos informarán a la población para que no concurra a los lugares donde tradicionalmente se desarrollen estos actos y adoptarán medidas precisas de control del acceso para evitar que se produzcan aglomeraciones por dicho motivo" dice el texto publicado hoy 5 de diciembre.

Estas restricciones estarán vigentes desde este sábado, 5 de diciembre, hasta las 00:00 horas del próximo 8 de enero, según establece la orden de la Consejería de Sanidad. La orden contempla que los ayuntamientos pueden establecer itinerarios para dirigir la circulación de personas y así poder mantener la distancia de seguridad interpersonal. El Ayuntamiento de Madrid vigilará que no se produzcan aglomeraciones en el centro de la capital para hacer compras o ver la iluminación madrileña durante este puente de la Constitución, en el que la región está cerrada perimetralmente hasta el próximo 14 de diciembre.

Asimismo, pide que los ayuntamientos favorezcan un mayor uso del espacio público al aire libre, algo que extiende a "toda la población", y recomienda que se organicen las compras con antelación para evitar grandes aglomeraciones en las calles o centros comerciales.

Y en el caso de los residentes se centros sociosanitarios, se les aconseja que realicen una salida más prolongada con motivo de las celebraciones navideñas, esta quede restringida a un único domicilio y manteniendo una burbuja de convivencia estable.

Por otro lado, el Gobierno regional ha publicado otra orden en la que se permite la asistencia a los entrenamientos, competiciones o ligas organizadas por las federaciones deportivas madrileñas, y permita que los menores de edad puedan ir acompañados por un adulto.

Lo que sí habrá en Madrid es Cabalgata de Reyes y en este decreto se sientan las bases de su organización para garantizar las medidas de seguridad frente al coronavirus.

Las cabalgatas de Reyes y conciertos navideños en la vía pública solo podrán realizarse en recintos acotados, donde los asistentes tendrá que permanecer sentados y habrá limitación de aforo del 50% que permita garantizar una distancia mínima interpersonales de al menos metro y medio. Además será obligatoria la mascarilla contra el coronavirus.

La exposición de belenes y los nacimientos vivientes también tendrán una limitación de aforo del 50%, y tendrán que realizarse en lugares acotados garantizando la distancia de seguridad frente al coronavirus y el uso de mascarilla de protección.

Los mercadillos también tendrán que reducir su aforo al 50%

Publicidad