41

Publicidad

Nieve en España

Cómo conducir con hielo y nieve si te ves obligado a coger el coche

Pese a que la recomendación para estos días es no coger el coche debido a la acumulación de nieve por el temporal Filomena, muchas personas se ven obligadas a conducir en estas circunstancias. Esto es lo que debes hacer para no sufrir derrapes ni accidentes en la carretera con la nieve.

En resumen

Para estos días en los que las carreteras y el asfalto están en condiciones muy peligrosas para la circulación debido al temporal de nieve y al hielo de este temporal 'Filomena', la recomendación es no coger el coche.

Sin embargo, muchas personas se ven obligadas a tener que conducir por las circunstancias que sean, por eso es recomendable que lean los siguientes consejos para conducir en estas condiciones extremas que ha dejado el temporal de nieve Filomena en las carreteras.

Conducir con hielo o nieve son dos de las situaciones más peligrosas para lanzarse a la carretera, por lo que es fundamental estar prevenido y tener el equipaje necesario para hacer frente a este temporal de nieve.

Las placas de hielo son muy peligrosas, se producen en días de anticiclón y muchas veces no resultan del todo visible ya que parece que la carretera se encuentra en buen estado. Si la carretera brilla puede haber placas congeladas, por lo que el vehículo es probable que resbale con mucha facilidad.

Suavidad al volante y evitar movimientos bruscos

La conducción durante estos días debe ser suave y tranquila, es fundamental mantener una velocidad constante y evitar 'volantazos'. No es momento para adelantar, es necesario tener paciencia en estos días marcados por la borrasca Filomena.

Si el coche resbala para un lado intenta corregir la dirección para el lado opuesto y a partir de ahí manejar el volante con las correspondientes correcciones.

Por supuesto, hay que evitar pisar mucho los pedales, tanto el acelerador como el freno, además de no castigar mucho el embrague.

Aumenta la distancia de seguridad

Como hemos visto anteriormente, la capacidad de reacción del vehículo es más tardía, por lo que reacciona más tarde a los frenazos y es necesario aumentar la distancia de seguridad, para darle más respiro al coche de delante y de detrás.

Según la DGT, la velocidad límite cuando se conduce sobre placas de hielo es de 28km/h, y con nieve unos 53km/h.

Tener revisados y al día los neumáticos también puede marcar la diferencia en estas condiciones, los compuestos de goma empleados y el dibujo de la banda de rodadura están adaptados a ello y garantizan mayor adherencia.

Por supuesto, el uso de cadenas es obligatorio cuando nieva por lo que no se puede salir a la carretera sin ellas, aunque las calles estén limpias. No obstante, con neumáticos especiales de invierno se puede prescindir de ellas.

Publicidad