Temporal

Comienza a nevar en Galicia: la cota irá bajando hasta situarse en los 300 metros

Alerta naranja en las montañas de Lugo y Ourense, y amarilla en el interior gallego. La cota bajará hasta los 300 metros a medida que avance la tarde y podría nevar en la capital gallega.

Un gato en una carretera nevada

Un gato en una carretera nevada EFE

Publicidad

Ha comenzado a nevar con intensidad en puntos altos de Lugo y Ourense. Está activada la alerta naranja en las montañas de ambas provincias y amarilla en el interior de Galicia. La cota bajará hasta los 300 metros a medida que avance la tarde y podría nevar en la capital gallega.

La nieve comenzaba a hacer acto de presencia esta mañana en Pedrafita do Cebreiro. Algunos despistados "no contaba con esta previsión", nos confesaba un joven que se marchaba "para Cuenca, viajo mucho y así la situación va a estar complicada en la carretera". Otros venían "desde Asturias, y hemos parado porque la carretera comenzaba a tener nieve". "El coche está guapo así, con nieve", comentaba otro señor entre risas, "se conduce bien".

En O Cebreiro la situación se complicaba más. Superando los 1300 metros de altitud, la nieve cuaja con fuerza y la ventisca es muy potente. Aquí ya se han registrado ráfagas de viento que superan los 100 kilómetros por hora. "Calefacción a tope en el coche y vamos a bajar ya que casi nos quedamos...", dicen dos chicos desde dentro de un coche, que se han acercado "a ver la nieve porque hoy no teníamos clase".

Donde sí ha habido alumnos es en el CPI Uxío Novoneira, "no se han suspendido las clases, pero solo han venido cuatro niños", comentaba el director del centro, que "con ellos haremos algún muñeco de nieve". El transporte público está cancelado en la montaña lucense y ourensana, y por la tarde se extenderá a varios puntos de la geografía gallega, sobre todo en el interior. El director del colegio dudaba con la jornada de mañana: "lo peor se prevé a partir de la tarde..., si empeora la situación probablemente mañana no abramos".

Está activada la alerta naranja en las montañas de Lugo y Ourense por acumulaciones que pueden superar los 20 cm. En el interior de Galicia, alerta amarilla por acumulaciones que pueden superar los 4 cm y la cota que bajará, durante las horas de esta tarde, hasta los 300 metros. Esto podría dejar la capital gallega teñida de blanco, una estampa ya vivida en el 2010.

Publicidad