Este lunes se inicia el juicio contra Joaquín Benítez, el exprofesor del colegio barcelonés Maristas de Sants acusado de abusar sexualmente de cuatro alumnos. Se pide para él una pena de 22 años de cárcel y 14 años de inhabilitación.

A raíz de estas acusaciones, también se enfrenta al pago de una indemnización total de 70.000 euros, cantidad que la Fiscalía reclama a Benítez, a su aseguradora y a la Fundación Champagnat, que gestiona el colegio, como responsable civil subsidiaria de los hechos.

Manuel Barbero, padre de uno de los menores presuntamente abusados sexualmente en el caso Maristas, se ha mostrado favorable a alcanzar un pacto con el exprofesor de gimnasia del Colegio Maristas Sants-Les Corts de Barcelona Joaquim Benítez, que se debe sentar en el banquillo de los acusados este lunes en la Audiencia de Barcelona por presuntamente abusar de cuatro alumnos.

Según ha explicado Babero este lunes en una entrevista en TV3, estaría de acuerdo en una rebaja de la condena "a cambio de que reconozca los hechos". Ha subrayado que un pacto supondría que las víctimas no tengan que declarar, el reconocimiento de los hechos, que el caso acabe con una sentencia firme y llegar a un "cierre de etapa".

Está previsto que el juicio comience a las 10 horas con los interrogatorios a las víctimas, a las que seguirán un testigo y un mosso d'Esquadra, mientras que la declaración de Benítez será el martes, cuando también comparecerá otro testigo y los autores de los informes periciales, y el miércoles será el turno de las conclusiones.

También te puede interesar...

Condenado a 8 años de cárcel un exmonitor de la escuela Maristas de Sants de Barcelona por difundir pornografía infantil

Condenado a 8 años de cárcel un exmonitor de la escuela Maristas de Sants de Barcelona por difundir pornografía infantil