19.007667

Publicidad

España comienza el rastreo urgente de las aguas residuales para detectar restos de coronavirus. Si se comprueba que sube la concentración del virus, podría detectarse a tiempo un rebrote de la enfermedad.

De este análisis se encargará el Ministerio para la Transición Ecológica que dispone de un presupuesto de 1.988.165 euros. El programa añadirá a los datos que ya facilitan las empresas de agua, los obtenidos en los nuevos puntos de muestreo.

El estudio no solo se centrará en la detección de indicadores directos del coronavirus sino que también analizará la presencia de colífagos somáticos y E.coli, bacterias que son indicadores de contaminación fecal.

Varias capitales y comunidades españolas, como Barcelona, Valencia, Sevilla, Murcia, Navarra o Asturias, ya realizan estudios de las aguas para rastrear el coronavirus.