Un gran susto se llevaron los vecinos de la localidad de Marín, en Pontevedra. Los vecinos de este municipio han celebrado este fin de semana la 'Festa Corsaria' y entre las actividades estaban los fuegos artificiales. Uno de los cohetes impactó en el tejado de una vivienda y causó desperfectos en el interior de un baño. Por suerte, en el interior de la casa no había nadie aunque en el centro histórico si había muchos vecinos y visitantes disfrutando de las fiestas, afortunadamente no hubo heridos.

La vivienda era turística y el propietario buscó para los clientes un alojamiento alternativo para poder hospedarse, además presentó una denuncia a la Policía Nacional. El artefacto reventó parte del tejado de la 'Casa Boutique Marín Rías Baixas' y el dueño insistía en que el tema de la pirotecnia "tiene que ser regulado de otra manera". Los huéspedes regresaron a sobre las 02:30 de la madrugada cuando encontraron el agujero en el tejado provocado por un objeto "de origen desconocido". Los daños están pendientes de ser peritados por el seguro.