Publicidad

Niñas desaparecidas Tenerife

Cobra fuerza la nueva hipótesis de que las niñas desaparecidas en Tenerife y el padre podrían no haber salido de la isla

Desde el 28 de abril se busca a las niñas y a su padre en Tenerife sin que por ahora se haya dado con su paradero mientras que los investigadores mantienen todas las hipótesis abiertas.

Se cumplen 19 días de la desaparición de Anna y Olivia en Tenerife y continúan las labores de búsqueda de las pequeñas. En el registro de la casa, los agentes encontraron un objeto que podrá abrir nuevas líneas de investigación.

Cuando la policía entró en casa del padre de las niñas desaparecidas en la isla, Tomás Gimeno, había un gran desorden, suciedad y objetos en el suelo. Pero algo les llamó la atención: un rollo de bolsas de basura en el jardín. Acababa de comprarlo y estaba incompleto.

La madre confirma que en la casa de Tomás Gimeno había ropa de las niñas, pero las fuerzas de seguridad no la encontraron cuando peinaron la zona.

Después de cargar el barco con bolsas y maletas, el padre zarpó desde el puerto de Tenerife. La Guardia Civil le encontró navegando sobre las 23:15 de la noche. Fue propuesto para sanción porque había roto el toque de queda. Siguen investigando este rastro pero también la transferencia de 55.000 euros que hizo a dos cuentas de la misma persona.

Haber dejado a su perro en casa de sus padres, los mensajes hacia ellos y hacia su pareja, indican una despedida. Pero cobra fuerza la idea de que no haya salido del archipiélago canario.

La madre de las niñas desaparecidas en Tenerife lleva 19 días viviendo una pesadilla. Se mantiene fuerte y confía en que llegará el reencuentro. Está al tanto de la investigación y llena de esperanza.

Este sábado pidió como regalo la difusión de las fotos y los vídeos de las menores y ha señalado que no va a parar hasta encontrarlas "porque mi vida no tendría sentido".

"No se pueden imaginar lo que siento cada día que pasa, la incertidumbre de no saber cómo están, la incertidumbre de saber si están bien, la rabia de que ellas tengan que sufrir esta locura cuando son dos angelitos", señala Beatriz en una carta que ha colgado en las redes sociales.

Publicidad