Newsletter

Las claves de la investigación tras el incendio del restaurante Burro Canaglia en Madrid: decoración, salida de emergencia y licencia

Por el momento, la investigación continúa abierta. Marta Herrera, redactora de Antena 3 Noticias, explica todos los detalles sobre este incendio que se ha saldado con dos fallecidos.

Publicidad

En apenas unos segundos, el restaurante Burro Canaglia de Madrid se convertía en una bola de fuego. Por causas que aún se investigan, sobre las 23:00 horas del pasado viernes, un incendio se desataba en el interior del local, ubicado en la céntrica plaza de Manuel Becerra, y se propagaba con gran rapidez.

La puerta de salida quedaba bloqueada por las llamas, que provocaban una gran columna de humo, y un grupo de personas quedaba atrapado en el interior. A consecuencia de ello, dos personas perdían la vida en el acto y otras 8 eran trasladadas a diferentes hospitales de la capital por graves quemaduras e inhalación de gases tóxicos.

Aunque aún no hay una confirmación oficial por parte de las autoridades, los testigos aseguran que el incendio se produjo en el momento en el que un camarero llevaba a una de las mesas una pizza flambeada. Al parecer, una de las chispas podría haber saltado a la pared del restaurante, cubierta de vegetación artificial, y haber provocado este grave incendio.

Justo en esa decoración se centra la investigación. La Policía Científica ha realizado ya una inspección ocular en profundidad del interior del local y ahora trata de averiguar si toda esa vegetación era ignífuga y cumplía con la normativa. Tal y como explica Marta Herrera, redactora de Antena 3 Noticias, "los primeros indicios hablan de un material muy inflamable" que, según los expertos, podría haber alcanzado los 600 grados de temperatura.

¿Era necesaria la salida de emergencia?

A consecuencia de esa temperatura tan elevada, el mallado que sujetaba en el techo toda esa decoración vegetal y artificial se vino abajo. Al hacer una especie de barricada, la gente quedó atrapada en el interior del local. No había otra vía de evacuación, algo que quizás podría haber evitado el número de víctimas.

Sin embargo, según la normativa municipal, y atendido a las dimensiones del restaurante y el aforo permitido, no era necesaria esa salida de emergencia.

"En este caso, el aforo era muy limitado. Según la normativa, si es inferior a 100 personas no tiene por qué haber una vía de evacuación opcional", explica la periodista en el vídeo superior de esta noticia. "Lo que sí dice la normativa contra incendios muy claramente es que la vía de evacuación tiene que estar totalmente libre de materiales inflamables y ese es otro aspecto que tendrá que aclarar la investigación".

Por otro lado, aunque en un primer momento se especulaba sobre la licencia del restaurante italiano, el Ayuntamiento ha confirmado que sí cuenta con ella.

"El local tenía licencia de cocina desde 1997", explica Herrera. "Se traspasó hace un par de años. Los nuevos responsables hicieron una reforma y, según cuentan los arquitectos, cuando haces una reforma en hostelería tienes que contratar a una empresa homologada para que supervise todas las medidas de seguridad. ¿Qué ocurre? Que muchos expertos nos comentan que esa decoración floral se incluye después de presentar ese proyecto de reforma".

La franquicia niega el cierre de sus restaurantes

Aunque este miércoles salía a la luz el supuesto cierre de todos sus restaurantes por España, tras este grave incidente que ha dejado dos fallecidos, la conocida cadena ha negado ahora por completo la información. A través de sus redes sociales, la dirección de Burro Canaglia ha aclarado los rumores y ha asegurado que todos sus restaurantes seguirán funcionando con normalidad.

Eso sí, algunos locales como el de Bilbao ya han comenzado a retirar su decoración, prácticamente idéntica a la del restaurante madrileño ubicado en Manuel Becerra, de techos y paredes.

En esta línea, la Comunidad de Madrid ha pedido a los hosteleros sentido común y responsabilidad. Además, ha anunciado que va a revisar la normativa para mejorar las condiciones y que algo así no vuelva a ocurrir.

Publicidad