El número de fallecidos durante julio en 2019 ha aumentado en comparación con el año anterior, según ha apuntado el Informe Nacional de Ahogamientos (INA) elaborado por la Real Federación Española de Salvamento y Socorrismo, quien ha apuntado que el número de muertes en espacios acuáticos españoles ha ascendido a tres muertes de media al día en lo que llevamos de mes.

Esta cifra sitúa en 195 las víctimas mortales por este motivo en España. De este modo, se ha puesto de relieve la tendencia en auge de muertes por ahogamiento, ya que en junio el número de fallecimientos fue de 1,66 personas por día de media, mientras que durante los primeros quince días de julio los datos han señalado a 2,93.

El perfil de la persona ahogada responde a hombres de nacionalidad española cuyo fallecimiento ha tenido lugar en una playa (44%) o en otro espacio acuático exento de vigilancia (76%). Así, el informe ha puesto de relieve que la mitad de los ahogamientos han ocurrido en Andalucía, Comunidad Valenciana y Cataluña.

Cada medio acuático tiene sus características, si nos bañamos en el mar es recomendable saber identificar cada bandera:

Con bandera verde el baño esta permitido y el mar está en buenas condiciones

La bandera amarilla explica que solo debemos bañarnos donde hagamos pie y sin sumergirnos

La bandera roja representa un riesgo alto, igual que la negra que puede avisar de peligros como pozas o zonas de succión de bañistas .

Además de la señanilación, los profesiones de salvamento piden sentido común: especial vigilancia a los grupos más vulnerables, no alejarse de la orilla, sobre todo si no conocemos el terreno y mucho cuidado con los materiales de flotación, ninguno es 100% seguro sin supervisión.

Fuera del agua, los ataques al corazón o los atragantamientos pueden provocar la muerte. Tener nociones básicas de reanimación o sobre cómo utilizar un desfibrilador puede ser muy útil para estas vacaciones.