21

Publicidad

Cierre Cataluña

El cierre perimetral por el coronavirus de la Cerdanya y el Ripollès en Cataluña provoca largas retenciones

Largas colas de vehículos en los accesos a la Cerdanya y el Ripollès durante las primeras horas del cierre perimetral dictado dentro de las nuevas restricciones frente al coronavirus por Navidades.

En resumen

Cataluña estrena hoy nuevas restricciones frente al coronavirus de cara a las Navidades. Al cierre perimetral de la comunidad que se prolongará como en el resto de territorios del 23 de diciembre al 6 de enero se suma el confinamiento perimetral de las comarcas de la Cerdanya y del Ripollès que acumulan 1.962 contagios de COVID-19 en los últimos 14 días, la primera, y 1.407 la segunda.

La pandemia de coronavirus está descontrolada tanto en la Cerdanya como en Ripollés con índices de rebrote de 3.521 en la primera y 1907 en la segunda. Ambas comarcas reciben en estas fechas numerosas visitas ya bien de turistas o de segundas residencias. Esto sumado a los controles por el cierre perimetral han provocado largas colas de vehículos en los accesos.

Cataluña es una de las comunidades que exige llevar un salvoconducto a la hora de los desplazamientos durante las fechas navideñas. La comunidad establece tres tipos de certificados en función de qué tipo de viaje se realice.

La Cerdanya, con 17.329 personas censadas, presenta una velocidad de propagación del coronavirus de 1,85, cada 100 infectados contagian a otros 185, y de todas las pruebas PCR y test de antígenos que se hacen allí, un 17% dan positivo en COVID-19. Del 13 al 19 de diciembre han sido hospitalizadas por COVID nueve personas y una ha fallecido. En cuanto al Ripollès, con una población censada de 24.077 personas, el virus avanza a una velocidad de contagio de 1,43, con una positividad en las pruebas del 6,05%.

Publicidad