120.00

Publicidad

Coronavirus Canarias

Cientos de coches colapsan el acceso a la playa de Almáciga en Santa Cruz de Tenerife

Las fotografías tomadas de cómo estaban los accesos a la playa de Almáciga y Benijo, en Santa Cruz de Tenerife, el pasado domingo, pone de manifiesto el desprecio por las normas y garantías sanitarias para frenar los contagios por coronavirus.

La jornada de playa del pasado domingo en Almáciga y Benijo, en Santa Cruz de Tenerife, fue caótica. Cientos de coches aparcados en los arcenes de la carretera, a ambos lados, generaron atascos y embotellamientos continuos.

También se registraron aglomeraciones en la playa donde no se guardaba, en absoluto, la distancia mínima de seguridad recomendada para evitar la propagación del coronavirus.

Durante horas duró el embotellamiento: coches que pretendían circular en ambos sentidos por una estrecha carretera, aún más estrecha por los coches aparcados en los arcenes de acceso a la playa.

Los vecinos de Almáciga, a través de la Asociación de Vecinos Nuestra Señora de Begoña, exigen al Ayuntamiento que intervenga para evitar que se repita la llegada masiva y desordenada de visitantes. Ellos ni siquiera pueden, con el caos de tráfico, abandonar la población para acudir a su huertas, a cuidar a sus animales o visitar a algún familiar en otra localidad.

Muchos de esos vecinos comenzaron a publicar, en redes sociales, fotografías de como estaba la carretera y solicitaban que la Guardia Civil acudiera a imponer orden. Los agentes multaron a más de medio centenar de coches y trataron de regular el tráfico para poder despejar la zona.

La Fundación Telesforo Bravo Juan Coello describía en Facebook así la situación:

Playa de Almáciga.Municipio de Santa Cruz de Tenerife.Parque Rural de Anaga.Lo sucedido ayer demuestra el caos y la dejación de funciones de varias de las Administraciones Públicas con competencias en ese entorno.

Afortunadamente acudió la Guardia Civil por el caos circulatorio que se generó, pero ni Medio Natural del Cabildo de Tenerife, gestor del Espacio Natural Protegido, ni el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, con competencias en la playa, ni la Demarcación de Costas de Tenerife del Gobierno del Estado, están ni se les espera en la zona.

Se requiere una actuación coordinada de todas ellas para adoptar soluciones duraderas y no esperar a que termine el verano para que se arregle solo. Toda nuestra solidaridad con los vecinos que padecen esta situación desde hace demasiado tiempo.

Publicidad