Casas prefabricadas

El chalet de madera que cuesta menos que un coche usado y se puede instalar en cualquier parte

Las llamadas 'casas A', de la empresa americana Avrame, son de fácil construcción y tienen muy poco impacto medioambiental.

Las llamadas "casas A" son de fácil construcción, puedes elegir la distribución a tu gusto e instalarlas en cualquier parte

| Las llamadas "casas A" son de fácil construcción, puedes elegir la distribución a tu gusto e instalarlas en cualquier parte

Publicidad

La empresa americana Avreme ha creado un nuevo tipo de vivienda que recibe el nombre de 'casa A'. Se trata de un chalet de madera con un techo que llega hasta el suelo, asemejándose mucho a la letra mayúscula, y una parte frontal y trasera con forma triangular que incluyen ventanas y una puerta de cristal por la que entra la luz.

Las casas prefabricadas está teniendo mucha popularidad en Estados Unidos y Europa debido a varias razones: son proyectos ecológicos, con bajo impacto medioambiental y que permiten elegir el diseño que mejor se adapte a las necesidades del comprador.

Una opción muy atractiva para aquellos compradores que buscan una segunda residencia, una casa de verano o simplemente una vivienda a la que volver cuando su estilo de vida conlleva viajar constantemente.

Ventajas

El proceso de construcción de la vivienda al completo es mucho más rápido que el habitual: la producción de los materiales tarda de 6 a 8 semanas más una de envíos.

Una vez recibidos los materiales se puede contratar a un profesional o montar por tu propia cuenta la estructura, que al ser muy ligera se puede instalar en cualquier parte sin necesidad de alterar el paisaje.

La principal ventaja de estos mini chalet son su precio que rondan los 11.050 dólares, es decir, unos 9.763 euros. Una buena opción para los que quieran comprar una vivienda sin atarse a ella de por vida.

Aprovechando cada detalle y cada centímetro para optimizar al máximo el uso del espacio, la vivienda resulta sorprendentemente luminosa con largas puertas de cristal, y conserva bien la temperatura en el interior, siendo cálida en invierno y fresca en verano gracias a estar construida con paredes de madera, según informan desde Avreme.

Publicidad