Sanidad

Cerca de 28.000 sanitarios serán despedidos por las comunidades cuando finalice el año

Alrededor de 28.000 sanitarios que fueron incorporados como refuerzos por la crisis de la pandemia serán despedidos antes de finalizar el año por las distintas comunidades autónomas.

Publicidad

El sistema público de salud español está desbordado después de la pandemia. Mientras que en otros países europeos como Austria, Alemania y Países Bajos, entre otros, el repunte de contagios está siendo otra vez muy elevado, España sigue con problemas de disponibilidad a la hora de pedir cita en el centro de salud o para el hospital. Según los sindicatos, las listas de espera siguen creciendo cada vez más y hay una desigualdad notoria entre las comunidades: desde los 60 días que se estiman en el País Vasco a los más de 200 días que se acumulan en Andalucía o Castilla-La Mancha.

Las distintas comunidades empezarán a prescindir del personal sanitario que contrataron como refuerzos por la pandemia, cuando termine el año en España se habrán despedido alrededor de 28.000 mil sanitarios.

La gran mayoría de las comunidades autónomas recortan contratos debido a que no pueden sostener las plantillas sin fondos COVID-19. Aragón está en cabeza y, según los sindicatos, denuncian que han desaparecido los 2.400 contratos de refuerzo por la pandemia. Extremadura es otra de las líderes de la lista tras no haber renovado al 80% de los sanitarios de refuerzo.

En Cantabria se ha prescindido ya del 66%. En Murcia, con López Miras, también se ha despedido a cerca del 60% de los sanitarios contratados durante la pandemia del coronavirus. Después, en Madrid, la presidenta Ayuso ha comunicado que no renovarán a prácticamente la mitad de los contratos de refuerzo, alrededor de 5.000 de los 11.000 firmados.

En Andalucía, desde el primer día de noviembre, han sido suspendidos 8.000 de los 20.000 sanitarios contratados para afrontar la crisis sanitaria y ha provocados diversas manifestaciones por parte de la población andaluza. En Navarra, dejarán de contar con el 30% de los sanitarios a final de año. En cambio, Galicia promete mantener a cerca del 80% de los trabajadores que se incorporaron para reforzar los hospitales.

Las únicas comunidades que garantizan que no se despedirá a ningún sanitario de refuerzo son Cataluña, que está contratando a enfermeras de otras comunidades, La Rioja y Castilla y León.

Publicidad