127.845333

Publicidad

Coronavirus

Cedrillas, el pueblo que se adelantó al coronavirus y donde no hay ningún caso

Cedrillas, un pueblo de la provincia de Teruel, tomó medidas una semana antes de que se decretara el estado de alarma y ha evitado que el coronavirus entre en sus calles.

En resumen

  • La residencia de ancianos fue blindada para evitar que entrara el coronavirus

El coronavirus ha llegado a muchos lugares de nuestro país, aunque ha habido otros que se blindaron previamente y han conseguido evitar que el virus entre en sus calles.

Este es el caso de Cedrillas, un pueblo ubicado en la provincia de Teruel, en el que solo hay un caso sospechoso de coronavirus y ningún caso confirmado. Este hecho se debe a las medidas de contención que tomó el alcalde se efectuaron una semana antes de que se decretara el estado de alarma, por recomendación del médico del pueblo.

“Cualquiera lo veía venir, es que lo tenemos en la puerta, vamos a cerrarla antes de que entre y nosotros la cerramos”, asegura Eduardo Comas, coordinador del Centro de Salud de Cedrillas. “Sobre todo y fundamental, es que no hay nadie en la calle, estamos todos en casa”, afirma José Luis López, el alcalde del municipio.

La principal preocupación del alcalde y de los sanitarios fue la residencia de ancianos que colinda con el centro salud, en la que conviven 72 personas y que fue blindada ante el coronavirus, reduciendo las visitas y los que entraban, debían desinfectarse a conciencia.

También informaron sobre cómo debían lavarse correctamente las manos a los habitantes de este municipio y a los otros ocho que dependen de este centro de salud. Y así han conseguido que toda esta comarca de 430 km2 no compute aún ningún caso de coronavirus.

Además, las empresas de la zona están colaborando para fabricar material sanitario: “Nos pidieron que, si teníamos cualquier tipo de tela, sobre todo sabanas más gruesas para poder hacer batas para el centro de salud y dije, por supuesto”, explica Vega Sangarcía, copropietaria de un hostal de la localidad.

Lo importante ahora es no bajar la guardia y que los alguaciles del pueblo continúen desinfectando sus calles.

Publicidad