Cataluña

Cataluña impondrá de nuevo el pasaporte COVID a partir del viernes

Cataluña volverá a tener el pasaporte COVID en vigor este mismo viernes por tiempo indefinido, ha explicado el consejero de Salud de la Generalitat.

El presidente de la Generalitat de Cataluña, Pere Aragonés

EFE El presidente de la Generalitat de Cataluña, Pere Aragonés

Publicidad

Cataluña va a volver a aplicar el pasaporte COVID en más lugares interiores desde este mismo viernes, según ha informado el consejero de Salud de la Generalitat, Josep María Argimon. Su uso será necesario en el interior de gimnasios, hostelería, centros de deporte y residencias a partir de la madrugada del viernes, por lo que su descarga es obligatoria para poder acceder a estos recintos.

En Cataluña, ya se ha vacunado un 77% de la población, pero la pandemia no termina de recuperarse allí, en una de las comunidades autónomas con peores datos a lo largo de 2021, y que ha obligado al Gobierno catalán a sumarse a esta medida que ya están aplicando otras autonomías tras solicitar el aval legal a su correspondiente Tribunal Superior de Justicia.

El pasado viernes, el sistema de la Generalitat colapsó ante la avalancha de peticiones que estaba recibiendo la web para descargar el certificado COVID, por lo cual la app debió cerrarse durante unas horas para ser arreglado y reiniciarlo de nuevo.

Se amplía su uso en interiores

En Cataluña, ya se usaba el pasaporte COVID a principios de octubre para locales de ocio nocturno, que también seguirá en vigor junto a las nuevas restricciones anunciadas en caso de que se quiera acceder a los lugares citados.

El pasaporte COVID será obligatoria para toda persona mayor de 12 años que quiera acceder a los interiores de dichas instalaciones, y que por ahora, ya han descargado más de 700.000 personas en Cataluña, a la espera de saberse el total cuando el viernes entre en vigor la nueva norma.

Por ahora, además de Cataluña, el pasaporte COVID también es usado en la Comunidad Valenciana, Aragón, Baleares, Galicia, la Región de Murcia y la Comunidad Foral de Navarra. El País Vasco también solicitó el aval correspondiente para aplicarlo, pero su Tribunal Superior de Justicia denegó la petición.

Publicidad