Las lluvias torrenciales de este lunes en el Levante han dejado a barrios completos bajo el agua. Se han llegado a recoger 250 litros por metro cuadrado. En Jávea se ha desalojado un camping y medio centenar de personas han tenido que ser trasladadas a un albergue de la Cruz Roja.

Aunque lo peor se espera en la costa de Valencia y Alicante, donde no ha dejado de llover en las últimas horas.

Al menos 16 personas tuvieron que ser rescatadas de sus coches en Alicante y Murcia. Y 2.000 más quedaron atrapadas durante nueve horas en los trenes detenidos por la avería de una catenaria entre Vandellós y Cambrils por el temporal.

Ese ha sido el vía crucis de algunos esta Semana Santa. Pero aún no ha terminado. Mañana hay aviso de alerta naranja en Menorca por olas de hasta 4 metros. A la vista está el peligro de acercarse a la orilla.