Valencia

El castillo hinchable de Mislata en el que murieron dos niñas de 4 y 8 años tenía las cuerdas rotas y desgastadas

Así lo revela un informe de la Policía Nacional remitido a un juzgado de Valencia.

El castillo hinchable de Mislata en el que murieron dos niñas de 4 y 8 años tenía las cuerdas rotas y desgastadas

A3N El castillo hinchable de Mislata en el que murieron dos niñas de 4 y 8 años tenía las cuerdas rotas y desgastadas

Publicidad

El pasado 4 de enero, dos niñas de 4 y 8 años murieron en un castillo hinchable en Mislata, Valencia, tras ser arrastrado por el viento. Ahora, un mes después un informe llevado a cabo por la Policía Nacional determina que la atracción tenía las cuerdas rotas y deterioradas.

Cuerdas rotas, desgastadas y con nudos

Los agentes han realizado una exhaustiva investigación para esclarecer el suceso. En dicho informe han aportado documentación fotográfica para demostrar que algunas cintas estaban rotas y sujetas a una farola, otras, con nudos, y varias más desgarradas y en mal estado.

La Policía remitió dicho informe al juez el pasado 26 de enero y se está a la espera de enviar nuevos escritos en las próximas semanas para conocer más detalles sobre el incidente. Asimismo, según la versión de los efectivos, varios testigos afirmaron que en el lateral derecho, que se levantó por el viento, no vieron que el castillo estuviera atado.

El dueño del hinchable asegura que recibió el visto bueno

Tras el incidente, en el que también resultaron heridos otros siete menores, el dueño de la atracción explicó que en una primera valoración, el ingeniero municipal de Mislata dio el visto bueno y que después, el Ayuntamiento también aprobó la instalación del hinchable.

La familia de una menor donó los órganos

Después de la trágica muerte de las pequeñas que conmocionó al municipio valenciano, la familia de una de ellas decidió donar los órganos.

"Tengo 4 años y me despido del mundo de forma trágica e injusta. Gracias por la fuerza que me habéis dado y el cariño a mis papás y tetes. Y a los 5 amiguitos a los que ayudo a vivir con mis órganos, sed tan felices como he sido yo. Os dejo mi sonrisa para que no desaparezca. VERA", recoge el mensaje en que compartieron los padres en Twitter.

Publicidad