A TRAVÉS DE UNA CARTA

A TRAVÉS DE UNA CARTA

Un castellonense gay pide la intervención al Papa Francisco por ser apartado de una cofradía

El joven expone al Papa su situación y explica que la Cofradía de la Mare de Déu de Lledó, encargada de los festejos de la fiesta dedicada a la patrona de la ciudad, desestimó, pese a su reconocida religiosidad, su petición para ser miembro de la Junta Directiva por "ser homosexual y casado con un hombre".

El papa Francisco
El papa Francisco | EFE

El castellonense Javier Gimeno ha enviado una carta al Papa Francisco después de que la Cofradía de Lledó -de la que se dio de baja después de que no le dejaran acceder a la junta directiva por ser homosexual y estar casado con un hombre- para que "interceda" y la Cofradía "reconsidere su postura".

En la misiva, Gimeno, que es conocido en Castellón por ser la pareja del modisto Higinio Mateu, expone su situación y explica que la Cofradía de la Mare de Déu de Lledó, encargada de los festejos de la fiesta dedicada a la patrona de la ciudad, desestimó, pese a su reconocida religiosidad, su petición para ser miembro de la Junta Directiva por "ser homosexual y casado con un hombre".

Esta decisión generó un debate en la ciudad de Castellón y, según explica en la carta, tanto las personas allegadas al seno de la Cofradía como la sociedad en general "se decantaron por arroparme y darme su apoyo". Gimeno recuerda al Papa sus manifestaciones respecto a los gays, en las que se negaba a juzgar a una persona por ser homosexual.

El castellonense ha asegurado que en estos tiempos que "existe un evidente alejamiento de la sociedad hacia la Iglesia por los numerosos casos de corrupción y pederastia, ahora que usted está poniendo su empeño por introducir reformas sustanciales en el seno de la Curia, nos salpica otro episodio profundamente lamentable como ha resultado mi caso por ser homosexual y estar casado con un hombre".

Gimeno ha añadido que, a lo largo de su vida, ha demostrado "su profunda religiosidad y amor por nuestra madre la Virgen María", y ha subrayado que, con la negativa a admitirlo como directivo, se ha "banalizado" su fe y su dignidad al "haberme sometido a un escarnio público que no merezco, menospreciándose mi voluntad de ser miembro de la Cofradía de la Mare de Déu de Lledó". Por ello ha pedido la intercesión del Papa para que la Cofradía "reconsidere la postura y abandone ese posicionamiento retrógrado".

Gimeno ha aprovechado también la carta para pedir al Papa que "interceda igualmente por aquellas personas separadas o divorciadas que, al igual que yo, también forman parte de la Iglesia, y que no suponen ninguna amenaza para los valores familiares".

Seguro que te interesa

EFE | Madrid | 18/05/2017

Más noticias

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.