Campamentos de verano

Publicidad

Coronavirus

Un caso de coronavirus de un niño en un campamento de Girona obliga a aislar a los compañeros, monitores y familiares

Se ha decidido no cerrar el campamento, pero un caso de coronavirus en Cassà de la Selva (Girona) obliga a tomar medidas de aislamiento.

Un menor ha dado positivo por coronavirus en un campamento de verano en Cassà de la Selva (Girona) y ha obligado a aislar a doce personas, entre los compañeros de actividades y los monitores. Afecta también a las familias, pero no al otro grupo del casal. Según confirma el ayuntamiento, la situación se ha puesto en conocimiento del Área Básica de Salud de esta localidad y, posteriormente, de la Agencia de Salud Pública, responsable de la gestión de la pandemia. También se le ha confirmado el positivo a la entidad que organiza el campamento, el Club Tennis Cassà, y a todos sus usuarios, entre ellos varios de municipios vecinos, por lo que el caso se ha comunicado también a sus respectivos alcaldes.

No se cierra el campamento

El afectado era de hecho de una de esas localidades próximas a Cassà de la Selva y todos los contactos del grupo con el que compartía actividades, una división de participantes que se ha acentuado este año para delimitar posibles infecciones, permanecen aislados en sus respectivos domicilios. Esta medida preventiva se prolongará durante dos semanas, aunque los responsables sanitarios, según un bando del alcalde Robert Mundet, no han obligado y ni siquiera solicitado el cierre del campamento, "ya que se han cumplido las recomendaciones necesarias para su buen funcionamiento". La medida clave, según Mundet, ha sido esa ausencia de relación entre los diferentes grupos organizados de usuario, por lo que, desde el ayuntamiento, se pide "tranquilidad" para continuar con el programa previsto "con total normalidad".

Publicidad