Casas prefabricadas

Las casas prefabricadas más baratas de España, la solución para disfrutar de la naturaleza en tu propia cabaña

Con estas cabañas prefabricas, pasar los fin de semana alejados de las grandes ciudades en tu propia casa se convierte en una realidad cada vez más cercana en España.

Las casas prefabricas más baratas de España, la solución para disfrutar de la naturaleza en tu propia cabaña

Publicidad

Las casas prefabricadas se han convertido en una de las primeras opciones para muchas personas que buscan una segunda vivienda donde disfrutar de la naturaleza el fin de semana o de unas vacaciones a penas con gastos en España. Son económicas y rápidas de construir. De hecho, a algunas de ellas no les falta detalle. Llaves adquiridas, casa para entrar a vivir.

Se pusieron de moda en Estados Unidos y, ahora, hay quien asegura que son las casas del futuro en España porque su adquisición en el mercado se ha disparado durante la pandemia. Eran un lugar seguro para vivir alejado del coronavirus y por un precio que muchos podían asumir.

Algunas de las casas prefabricadas pueden encontrarse en nuestro país por menos de 50.000 euros. Todo depende del material con el que estén construidas: las hay de acero, de hormigón, de madera o mixtas. A ello también se suma la variedad de estilos que existen: portátiles, modulares, fijas o contenedores.

Normalmente son casas con los metros cuadrados justos para disfrutar de la tranquilidad que ofrece un entorno alejado de las grandes ciudades. Y en España, estas son las casas prefabricadas más baratas para ello:

Basic, el cubo

Es, literalmente, un cubo. La más económica cuesta 14.000 euros. Y esto, la hace la más barata del mercado. Sin embargo, el módulo básico tan solo mide 12 metros cuadrados. Por eso, la más vendida es la siguiente en su línea: la de 24 metros cuadrados por 28.800 euros. 'Cube', la empresa que las fabrica, ofrece otras dos alternativas más de sus cabañas.

Heidi y Alicante, las más económicas

Por unos 22.000 y 23.500 euros, Heidi y Alicante - respectivamente- son de las casas prefabricadas favoritas del mercado. Ambas son idea de la empresa 'Daype' y, pese a ser de las más baratas, no son las más pequeñas. Miden unos 45 metros cuadrados y tienen hasta dos dormitorios, baño, salón y cocina incluidos.

Como si de un juego de palabras de tratase, estas son las dos primeras opciones para trasladarse a la montaña o a la costa sin tener que estar pendientes de cuánto costará un alquiler o si habrá disponibilidad para las fechas deseadas.

Tini Home, las casas prefabricadas para volver al campo

Se trata de las cabañas prefabricadas en España realizadas por el estudio de arquitectura madrileño Delavegacanolasso y Ricardo de Zulueta. 32 metros cuadrados por 28.000 euros. La solución perfecta para quien quiere disfrutar de la naturaleza algún día a la semana.

Con un depósito de agua de 1000 litros y una instalación con batería y una fosa séptica de 2000, la casa prefabricada Tiny es completamente autosuficiente. No obstante, la empresa también ofrece alternativas subiendo el precio eso si para aquellos que no se conformen con lo que viene incluido en las casas base.

Refugios para el fin de semana

Así es tal y como las llaman sus creadores. Ágora Arquitectura ideó esta casa prefabricada para que sirviese como refugio de fin de semana. Escapar del ruido, del tráfico y el ajetreo de las ciudades. Son 40 metros cuadrados trasportables en un camión. La modernidad es su seña de identidad y por 30.000 euros puede ser tuya.

Liten, módulo lanzadera

Por 30 metros cuadrados que pueden ser desplazados a casi cualquier lugar, Liten ofrece una solución habitacional rápida y sostenible al turismo rural. Se puede cambiar de entorno siempre que se desee y los materiales con los que está hecha son resistentes a los fenómenos meteorológicos.

La madera es su seña de identidad y además la compañía de esta casa prefabricada hable explica que es completamente personalizables todo en función de lo que desee su comprador. Por eso su precio es variable pero puede obtenerse por 39.000 euros.

Publicidad