Madrid cuenta con la tercera red de metro más extensa de toda Europa, que conecta con multitud de puntos de la capital y de su área metropolitana, por lo que no es de extrañar que en los últimos años haya experimentado un crecimiento exponencial en el número de viajeros. Sin embargo, el transporte público a veces no resulta una opción viable para llegar a nuestro destino, ya sea por el número infinito de transbordos que alargan nuestros viajes hasta límites inhumanos, o porque ni siquiera hay una línea de bus o una parada de metro cercana.

Por suerte o por desgracia, en estos casos el coche se convierte en nuestra única forma para movernos por la capital. Para aquellos acostumbrados a desplazarse en el transporte urbano madrileño, el salto del vagón de metro al vehículo de cuatro ruedas puede resultar cuanto menos una tarea algo ardua, sobre todo teniendo en cuenta la cantidad de autovías y autopistas que conforman la red en la Comunidad de Madrid. Decenas de carreteras interconectadas que hacen que a veces por un trayecto de escasos 10 minutos hayas tomado cuatro salidas diferentes y pasado por cuatro vías diferentes que ni si quiera conoces su nombre. Al final, los conductores acaban depositando toda su confianza en el GPS que los va guiando en todo este enmarañado de autopistas sin saber muchas veces ni en qué punto de Madrid están. Comparado con el esquemático plano de metro, el mapa de carreteras madrileñas se vuelve en un complejo rompecabezas difícil de resolver. Ahora, un usuario de Twitter ha desarrollado la solución definitiva para aquellos conductores más noveles y/o despistados que buscan una versión más ‘asequible’ de las carreteras de Madrid: el mapa de autovías de Madrid al estilo del metro.

Fernando de Córdoba (más conocido como Gamusino para sus seguidores en Twitter) es la mente creativa que está detrás de este curioso plano de la red de autovías madrileñas. "Yo llevo conduciendo poco tiempo por Madrid, y siempre me parecía un caos la red de carreteras y nunca lograba entender en cuál estaba", relata Fernando, quien no esperaba que su original idea fuera se hiciese tan viral. Para él, los planos esquemáticos del transporte urbano logran explicar de "forma sencilla" toda la extensa red de metro –de casi 300 km- y pensó que se podría hacer lo mismo con las carreteras. "Es el mismo caso al que se enfrentó en su día Harry Beck para el metro londinense" afirma. El ingeniero inglés creó el actual diseño del mapa de metro londinense, que se basó en los circuitos eléctricos y priorizó el orden de estaciones antes que su situación real. La idea de Beck ha influido en el diseño de los planos de otros suburbanos, como el de Madrid.

 

El mapa presenta de forma esquemática las principales autovías y autopistas que conforman la red de la Comunidad de Madrid imitando el modelo del metro de Madrid. Cada vía está representada por un color diferente –como las líneas de metro que son fácilmente reconocibles por el color- e incluye los desvíos y conexiones que existen entre las carreteras. Fernando ha hecho público dos versiones del mapa a elección de los usuarios: uno en el que aparece el nombre de las carreteras y otro en el que se omite.

El primer boceto del plano que subió a Twitter ya sumó más de 3.000 retuits y 10.000 'me gusta' y causó expectación entre los usuarios de la red social, quienes le animaron a seguir con la idea. Mientras iba desarrollando la idea, el creador fue compartiendo algunas conversaciones con amigos que le ayudaban en su trabajo o ideas que él mismo iba desechado. Incluso algunos usuarios le escribieron con pequeñas recomendaciones o señalando algún que otro error, ya que según contaba, no tenía ni idea sobre carreteras.

 

Un diseño tan complejo y con tantos elementos puede acarrear algunos obstáculos. 'Gamusino' admite que al principio fue algo complicado manejar un programa de dibujo vectorial teniendo en cuenta que él no es diseñador. Otros problemas vinieron motivados por la selección de "qué carreteras incluir y cuáles dejar fuera" con el objetivo "encontrar un balance entre un plano completo y útil pero simple". Y apunta a otra dificultad: "encontrar un color único para cada vía, dentro de la misma gama de colores brillantes".

Él mismo dice que el mapa tiene como objetivo "ayudar a construir una imagen mental de la globalidad de la red". Pero Fernando avisa, no pretende que nadie viaje con este mapa en el coche ni planee rutas, porque "ahí el GPS es imbatible". Sin duda, un gran apoyo para todos aquellos usuarios familiarizados con el metro de Madrid y que las autovías le parece una conjunto enmarañado de líneas que se interconectan sin ningún sentido.

La versión definitiva ha tenido una gran respuesta por parte de los usuarios en Twitter quienes no han dudado en felicitar a Fernando por su enorme trabajo. Reconoce le hace especialmente ilusión que la gente reconozca su trabajo, e "incluso que estén comprando láminas o tazas con el diseño", añade. Sin embargo, tanto esfuerzo tiene siempre sus pequeñas secuelas. "Real que llevo dos semanas soñando con carreteras y líneas vectoriales. Como cuando te viciabas al Tetris y veías fichas por todos lados.", escribía de forma chistosa en Twitter.