Publicidad

Carnaval

Carnaval en el hospital de Ourense para levantar el ánimo a sanitarios y pacientes con el espíritu del entroido

El carnaval, aunque esté marcado por el coronavirus, ha servido para contagiar la alegría a los pacientes y sanitarios en Ourense. El entroido se ha colado en sus pasillos.

El coronavirus ha obligado a suspender el carnaval. En Galicia tendrán que esperar al año que viene pero en el hospital de Ourense han conseguido llevar el espíritu del entroido a sanitarios y pacientes.

Son los que más necesitan la alegría y las risas típicas de esta fiesta. Y, como este año no se ha podido celebrar, en Ourense han llevado el Carnaval al lugar de trabajo de los sanitarios

Carnaval con seguridad para repartir alegría

No es un día cualquiera en el hospital de Ourense, la ciudad gallega que más vive el carnaval, el entroido. Varios personajes disfrazados han irrumpido en el duro día a día de los sanitarios para alegrarles la jornada laboral y endulzársela con postres típicos de esta época.

Una "pita", gallina en castellano, del barrio ourensano de Eiroás, hace sonar sus cencerros por los pasillos del hospital para alertar a los sanitarios de que ya están aquí. Les ofrecen cajas llenas de orejas dulces y los aplausos no se hacen esperar. Esta vez son los profesionales del hospital los que aplauden mientras se escucha a alguno decir “¡qué buena pinta!”.

Continúan su periplo por las instalaciones sacando sonrisas a los sanitarios pero también a algún paciente. Este año el entroido no se encuentra en las calles pero sí aquí, en donde es más necesario que nunca.

Máximas medidas de seguridad frente al covid-19

¿Y cómo terminan estos personajes disfrazados su visita al hospital? Como no podía ser de otro modo en esta época, pasando por el punto Covid. Allí los sanitarios se encargan de hacer una PCR a la “pita de Eiroás” y, a juzgar por las sonrisas, todo apunta a que ha dado negativo.

El carnaval, el entroido, ha quedado en pausa este año, pero de este modo garantizan que no quede en el olvido, y hacen pasar un día diferente a los profesionales que tanto están dando estos meses, para que en el 2022 sí podamos volver a verles a todos disfrutar de esta fiesta en las calles.

Publicidad