Un tercio de las ONG's españolas trabajan fuera de nuestro país. Una de ellas es la ONG Harapan, que significa 'esperanza' en indonesio, lugar para el que presta asistencia sanitaria y educación. Carlos trabajaba como abogado y durante unas vacaciones, decidió dejarlo y volcarse en un proyecto solidario.

Todo comenzó cuando Carlos comenzó a hablar con un niño que quería comunicarse con él: "Apenas chapurreaba y le dije que al día siguiente le iba a enseñar inglés". La sorpresa de Carlos fue que al día siguiente el niño se presentó con el poblado vecino, "había 150 personas", afirma Carlos, "todos con ganas de aprender". Por esa razón, Carlos decidió dejar su empleo como abogado y trasladarse a la isla de Sumbawa.

Es fundador del proyecto Harapan que atiende a cerca de 3.000 niños: "Por las mañanas me dedico a ayudar a los niños enfermos llevándolos al centro de salud y al hospital". Además, por las tardes hace de profesor.

También cuenta con programas de purificación del agua, contra la malaria, programas deportivos como fútbol o surf. Un proyecto que ya ha sido galardonado con el premio al héroe de Indonesia, equivalente al premio princesa de Asturias en España.

Carlos piensa que simplemente está haciendo lo correcto.

Estas son otras historias de españoles solidarios:

Chapuzón solidario con pequeños héroes que han superado el cáncer

Un hombre de 87 años dona los ahorros de toda su vida para construir la guardería de su pueblo

Una mujer de 78 años gestiona pisos para expresos que no tienen donde vivir