Publicidad

Andalucía

Disturbios y cargas contra la Policía durante el cierre de un taller que incumplía con las medidas sanitarias en Jerez

Protestas contra la Policía durante el cierre de un taller de coches que incumplía con las restricciones frente al coronavirus en Jerez. Durante los enfrentamientos se detuvo a un menor de edad que agredió a los agentes.

Los agentes de la Policía tuvieron que enfrentarse a los intentos de agresión de un grupo de vecinos de El Chicle (Jerez) cuando procedían al cierre de un taller de reparación de vehículos que incumplía con las medidas sanitarias.

Una patrulla de la Policía Nacional detectó que el establecimiento continuaba abierto, saltándose la normativa frente al coronavirus, por lo que avisó a otros efectivos de la Policía Local para que procedieran al levantamiento del acta.

En ese momento, un grupo de personas se enfrentó con actitud hostil hacia las fuerzas del orden, lo que obligó a desviar a la Calle Canarias el dispositivo de control que en esos momentos estaba situado en los accesos de San Juan de Dios, por los disturbios ocurridos contra la Policía la semana anterior.

El dispositivo estaba formado por 4 furgonetas de la Unidad de Prevención y Reacción, que empezaron a disparar al aire para dispersar a las personas que estaban concentradas.

Durante los disturbios, un menor de edad, vecino de Jerez, agredió a varios policías nacionales, lo que provocó su detención. Cuando le informaron de que no llevaba puesta la mascarilla, se mostró desafiante con los agentes y, posteriormente, arremetió con una barra de hierro a uno de ellos que no llegó a impactar.

Otras 2 personas fueron sancionadas por no llevar puesta la mascarilla obligatoria y se interpuso también una multa contra el local.

Los hechos

Cuando los agentes llegaron a la zona para cerrar el taller de coches, procedieron también a la retirada de dos vehículos con una grúa. En ese momento, un hombre se dirigió hacia ellos, animando al resto de vecinos a que arrojasen objetos contra la Policía.

Con el fin de identificarlo, uno de los agentes se dirigió al varón, quien reaccionó asestándole un puñetazo que impactó en el casco que llevaba puesto como protección.

La llegada de refuerzos policiales se produjo cuando los vecinos de la zona empezaron a rodear a los agentes, repitiendo las imágenes que hace una semana ocurrieron en San Juan de Dios. "Para prevenir y que no sucediera lo mismo, se decidió enviar al lugar a la UPR".

Una vez sucedieron los hechos, la Policía montó controles preventivos en esta zona sur de Jerez. Con la llegada de la UPR se logró apaciguar la situación y los vecinos implicados en los disturbios se fueron dispersando poco a poco.

El pasado jueves, cuando la Policía iba a proceder a la detención de un hombre de 43 años que se encontraba huido de la justicia, unas 200 personas cargaron contra los agentes, que fueron agredidos por los vecinos del barrio de San Juan de Dios.

Publicidad