Publicidad

Cantabria

Cantabria alcanza el nivel 3 de alerta y endurece sus restricciones contra el coronavirus

Cantabria volverá a la situación de hace un mes y endurecerá sus medidas tras alcanzar el nivel 3 de alerta.

Los datos del coronavirus sigue empeorando en Cantabria y ha llegado este lunes al nivel 3 de alerta. Por ello, el vicepresidente, Pablo Zuloaga, ha anunciado que la Consejería de Sanidad trabaja ya en el decreto que endurecerá las restricciones en la comunidad.

Las medidas limitarán de nuevo la movilidad de las personas para frenar el alza de contagios, hospitalizaciones e ingresos en cuidados intensivos, aunque Zuloaga ha matizado que la situación es diferente a cuando se alcanzó el nivel 3 en enero, ya que la campaña de vacunación está "mucho más avanzada".

El vicepresidente ha advertido de que la vacunación "solamente" es una "garantía" de que se preserva la salud de los vacunados, pero ha incidido en que la enfermedad sigue afectando a las personas, y cada vez más a jóvenes.

Cantabria volverá a la situación de hace un mes, los bares y restaurantes no podrán de nuevo abrir sus interiores, las terrazas solo podrán funcionar al 75% y los comercios minoristas tenían que tener un tercio de sus clientes.

También bajarán a un tercio de capacidad las bodas, los entierros, o los bautizos, con un máximo de 20 personas en el exterior y 10 en el interior. El comercio minorista no podrá tener más de un tercio de los clientes que caben en el local, y los actos culturales deberán contar con un aforo máximo de un 50 %.

Los alojamientos de hostelería también tendrán un 33% de aforo, al igual que el deporte, tanto para su práctica como para acoger público, que no se podrá realizar en interiores.

Publicidad