19

Publicidad

Pablo Hasél

Quinta noche de enfrentamientos y cargas en las manifestaciones contra el encarcelamiento de Pablo Hasél

Las plazas y calles de más de una veintena de ciudades españolas, sobre todo en Cataluña, se han llenado de manifestantes contrarios al encarcelamiento del rapero Pablo Hasél. Se han producido cargas y enfrentamientos en varios lugares.

Este sábado, hay convocadas manifestaciones en una veintena de ciudades españolas para protestar contra el encarcelamiento del rapero Pablo Hasél, que entró esta semana en prisión. Se trata del quinto día consecutivo que se producían estas protestas, aunque se trataba de la convocatoria que se produce en más lugares simultáneos a la vez.

Aunque el inicio de las protestas ha comenzado de forma pacífica, los Mossos realizaron las primeras cargas en Barcelona para intentar dispersar a los manifestantes que les tiraban objetos. De nuevo, las manifestaciones han finalizado con graves incidentes en el centro de la capital catalana, donde ha habido saqueos de tiendas, daños del mobiliario urbano y otros altercados, en unas protestas en las que los Mossos han utilizado de nuevo balas de foam para intentar restaurar el orden.

La policía, además, ha identificado y denunciado a un joven que, durante dos horas, ha enfocado con un láser a los pilotos del helicóptero de los Mossos, ya que esta actuación puede comportar un riesgo muy grave para la ciudadanía y los agentes. Poco antes de las once de la noche, los Mossos han dado por finalizado el dispositivo de Barcelona y una media hora antes señalaban que la situación se había normalizado en Lleida y Tarragona.

Incidentes en Pamplona

La manifestación en Pamplona también ha acabado con disturbios en los que algunos de los participantes han lanzado piedras y botellas, se han quemado varios contenedores y se han producido cargas por parte de la policía.

La movilización, convocada por Gazte Koordinadora Sozialista, ha comenzado a las 20.00 horas en la plaza Recoletas de Pamplona y ha sido en el Paseo Sarasate donde algunos de los manifestantes han comenzado a lanzar piedras y botellas a la policía, que ha realizado varias cargas. Posteriormente, se han introducido por la calle San Nicolás hasta la plaza San Francisco, donde han cruzado y prendido fuego varios contenedores y han continuado con el lanzamiento de objetos.

Protesta pacífica en Madrid

Cinco jóvenes han sido detenidos esta noche en Madrid por intentar quemar un contenedor en la calle Trujillos cuando ya había concluido el dispositivo policial encargado de impedir desórdenes en la manifestación convocada para apoyar al rapero condenado Pablo Hasél, lo que se ha quedado como una anécodta ya que el transcurso de la protesta se ha desarrollado sin incidentes.

Así, en la noche del sábado, más de un centenar de personas se ha manifestado de forma pacífica en la plaza de Callao por segunda vez esta semana para apoyar a Hasél, en medio de un fuerte dispositivo policial destinado a impedir que se repitiesen los disturbios del miércoles pasado.

Publicidad