Publicidad

Ayuda en el duelo

Cajitas del recuerdo por el bebé perdido para hacer el duelo en el Hospital Materno Infantil de Gran Canaria

Los profesionales del Servicio de Ginecología del Hospital Universitario Insular Materno Infantil de Gran Canaria han tenido una nueva iniciativa para ayudar a las familias que afrontan el duelo por un bebé fallecido. Han creado una cajita del recuerdo.

La pérdida de un bebé que está a punto de nacer o en el paritorio es una de las situaciones más trágicas por las que puede pasar una familia. En el Complejo Hospitalario Universitario Insular Materno Infantil de Gran Canaria el Servicio de Ginecología ha encontrado la manera de acompañar a estos padres en su duelo, cajitas del recuerdo. “Siempre que tenemos un caso así te quedas con el sabor amargo, con la sensación de que podrías haber ofrecido más”, nos cuenta Silvia León, Obstetra del Servicio de Ginecología.

Estudiaron el duelo y buscaron fórmulas para aliviarlo

Para este grupo de profesionales estaba haciendo falta una atención diferente, por eso, se pusieron a investigar en el duelo, buscaron formación específica y leyeron experiencias de madres que habían pasado por algo así. Y llegaron a la conclusión de que entregarles unas cajitas que recogieran recuerdos de su bebé fallecido podía ayudarles.

Como no querían esperar, decidieron comenzar a financiar el proyecto ellos mismos. "Tenemos una asociación entre todos los ginecólogos con la que normalmente financiamos nuestra propia formación y pensamos que merecía la pena para mejorar la asistencia de estas madres", asegura Silvia León. Así, con su propio dinero, han asegurado que habrá cajitas del recuerdo para todo el primer año del proyecto, con la idea de que el hospital asuma este servicio después y le dé continuidad.

¿Cómo son las cajitas del recuerdo?

Lo que reciben las familias es una caja de grandes dimensiones, "así pueden guardar allí los recuerdos que ellos consideren, ropita que ya le habían comprado, las ecografías que le habían hecho durante el embarazo…".

-Incluyen en la caja el arrullo artesano con el que se envuelve al bebé nada más nacer, “para que conserven su olor”.

-El gorrito con el que se le protege.

-Tres sobres, uno para conservar, si así lo desean, un trocito del cordón umbilical o un mechón de pelo. Otro para guardar fotografías del bebé. “Se ha visto que las fotografías son uno de los recuerdos tangibles más valorados, porque a veces las madres no están preparadas para ver a sus hijos en ese momento, pero poco después necesitan hacerlo”, apunta León. En el tercer sobre las familias pueden guardar las huellas de los pies o las manitas de los niños.

-Un libro, "Brilla tu estrella", un cuento que narra de forma sencilla qué ha ocurrido, pensado tanto para los padres como para hermanos mayores que necsiten entender la situación.

-Dos peluches con forma de estrella, uno para poder dejarlo junto al bebé cuando lo entierren y otro para conservarlo a modo de vínculo.

-Para terminar, un detalle muy importante, una placa de madera para escribir el nombre del niño, su peso, medida y nombres d ellos padres. “Estos niños no figuran en el Registro Civil, es como si no hubieran existido” nos explica Silvia León, “y esta placa es su registro simbólico”.

El dolor de una familia que perdió a sus gemelos

La iniciativa ha empezado de forma oficial esta misma semana, pero los ginecólogos del Materno Infantil de Gran Canaria ya tenían sus cajas preparadas y han tenido la oportunidad de entregarlas a dos familias, una de ellas sufría la pérdida de sus dos gemelos con 26 semanas de gestación. La otra perdió a su bebé a punto de salir de cuentas, con 38 semanas. “Ambos nos han agradecido el gesto”.

Pero la intención es la de llegar mucho más allá. Estos ginecólogos están luchando para que se les asigne una Habitación de duelos, un lugar específico para que los padres que acaban de perder a su bebé puedan despedirse de él, permaneciendo allí el tiempo que consideren, vestirle, dejar que lo vean abuelos, hermanos…” Igual que se vela a los adultos cuando fallecen, las familias deberían tener la posibilidad de velar a sus bebés”.

También han planteado una Consulta de Salud Mental Perinatal. “Antes a estas mujeres se les daba el alta inmediatamente y con esta consulta queremos hacerles un seguimiento”. En la consulta serán atendidas por un obstetra, una matrona y un psiquiatra especializados en este tipo de duelos. Allí podrán analizar qué ha ocurrido, por qué, preguntar dudas…

Además en esta consulta se podrá tratar a aquellas mujeres que se quedan embarazadas poco tiempo después, ya que un embarazo en estas condiciones no se afronta de la misma manera. Todo pensado para acompañar a madres y padres en uno de los momentos más difíciles.

Publicidad