El café no protege frente al coronavirus

Publicidad

Coronavirus

El café no protege frente al coronavirus

No hay pruebas científicas de que el café o cualquier otra bebida proteja frente al COVID-19, a pesar de los mensajes que estos días corren por las redes sociales.

Un mensaje que está circulando en móviles y redes sociales asegura que uno de los primeros médicos chinos que alertaron del peligro del nuevo coronavirus, Li Wenliang, descubrió que el café podía ser beneficioso frente al COVID-19.

No hay pruebas de que esta bebida, ni ninguna otra, proteja al organismo frente al virus, ni siquiera de que este médico chino, que por cierto murió de coronavirus, investigara sobre las propiedades beneficiosas del café.

Sin embargo, en WhatsApp se propaga este bulo que supuestamente reproduce el texto de una información de la CNN. Sin embargo, al consultar la página web de la CNN, en sus redes sociales y en motores de búsqueda genéricos como Google, Yahoo o Bing no existe rastro de ninguna publicación que contenga la supuesta investigación del médico chino.

Asegura que el café contiene sustancias beneficiosas como la metilxantina, teobromina y teofilina. Estos elementos, supuestamente presentes en cada taza de café, “estimulan compuestos que pueden evitar estos virus –coronavirus– en humanos con al menos un sistema inmunitario promedio”.

Verificado

El café no contiene teofilina ni teobromina, que son sustancias psicoestimulantes pertenecientes al grupo de las metilxantinas. Y tampoco se ha demostrado que estos alcaloides ayuden a evitar el coronavirus.

La única metilxantina que puede encontrarse en una taza de café es la cafeína como se explica en un artículo del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), que aclara que la teobromina se encuentra en el cacao y la teofilina, en el té.

Además, no existe ninguna evidencia científica que indique que cualquiera de estas sustancias es efectiva para prevenir o curar el coronavirus, solo se conoce que son sustancias estimulantes del sistema nervioso central.

En otro estudio realizado en 2005 ya se concluía que las metilxantinas tampoco eran efectivas para el tratamiento de la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC).

La Organización Mundial de la salud, OMS, sostiene que todavía no existe ningún tratamiento contra la COVID-19 y que ningún alimento nos protege de ella, tampoco bebidas como el té o el vino o alimentos como el ajo, de los que también se ha dicho que son eficaces frente al coronavirus.

Publicidad