Tres viandantes han resultado heridos leves en la cabeza tras desprenderse una cornisa de unos 10 metros de un edificio de cuatro plantas a la altura del número 112 de la calle General Ricardos, en Carabanchel.

Por otro lado, el Samur ha atendido a ocho personas por crisis de ansiedad, la mayoría de los comercios afectados .Los Bomberos del Ayuntamiento han ayudado a las personas de estos locales a salir entre los cascotes.

El incidente ha ocurrido poco antes de las 12.30 horas, cuando, por motivos que aún se desconocen, ha caído una cornisa sobre la acera. Los cascotes más grandes han quedado sobre la marquesina de la primera planta.

La Policía Municipal de Madrid ha acordonado la zona y los bomberos han desalojado el edificio.