118.976000

Publicidad

Operación policial

Cae la banda del butrón que robó 1,3 millones de euros en relojes

Los cinco detenidos acumulaban 93 antecedentes, la mayoría de ellos por delitos contra el patrimonio. La operación conjunta entre Mossos d'Esquadra y Policía Nacional ha logrado capturarlos en Madrid mientras preparaban otro asalto.

En una operación conjunta Policía Nacional y Mossos d'Esquadra han detenido en Madrid a los cinco miembros de este grupo de butroneros especializado en robos con fuerza en joyerías.

Objetivo: joyerías y empresas

El grupo entraba a los establecimientos mediante el sistema de butrón, rompiendo las cerraduras y puertas de acceso y, después, deshabilitando los sistemas de alarma para operar en las cajas fuertes y abrirlas.

Los cinco detenidos, que asaltaban las cajas fuertes con un equipo oxicorte o una lanza térmica, tenían acceso a herramientas solo al alcance de personas autorizadas y que ejecutan esta clase de robos. Acumulan en conjunto un total de 93 antecedentes, la mayoría por delitos contra el patrimonio.

El engaño: soy el técnico de la operadora

El grupo tenía el asalto perfectamente planificado. Marcaban sus víctimas y accedían a la información confidencial mediante el disfraz y el engaño.

Se hacía pasar por técnicos de una conocida operadora de telefonía, equipados con uniforme y acreditaciones que parecían reales, accedían a información privada sobre los sistemas de alarma y la ubicación de las cajas fuertes en las empresas y negocios. Así no iban a ciegas y no perdían el tiempo.

En un comunicado, la Policía Nacional ha explicado hoy que las investigaciones comenzaron tras el robo en una joyería de Gavá, en Barcelona, de donde sustrajeron un total de 5.193 relojes valorados en más de 1,3 millones de euros.

Mientras las investigaciones seguían su curso, el pasado mes de junio, el mismo grupo criminal perpetró en Madrid un robo con fuerza en un local del centro, en el que robaron más de 45.000€.

Justo en la detención, los cinco integrantes del grupo estaban preparando los siguientes atracos. El próximo objetivo era una empresa óptica de la localidad leridana de Torrefarrera y un establecimiento dedicado al comercio del oro situado en Madrid.

Precisamente en Madrid, los investigadores descubrieron que el grupo estaba realizando un butrón en un local colindante vacío para entrar a robar en la empresa de venta de oro. El atraco era inminente por lo que se estableció un dispositivo de vigilancia y la Policía Nacional procedió a la detención de cinco personas.

En los registros en los domicilios, los detenidos guardaba importantes sumas de dinero obtenido en los robos, también en la casa de la madre de uno de los investigados.

Publicidad