El coche circula a gran velocidad , durante varios kilómetros y se cruza con varios vehículos. EL vídeo, con el que trabaja la guardia civil de tráfico, lo graban desde otro coche. Los ocupantes sólo piden que "no venga nadie de frente". El conductor le dice a su acompañante que "deje de grabar y llama a la policía".

Ahora la guardia civil trata de identificar a este conductor kamikaze. Afortunadamente no se registró ningún accidente.