Crimen Esther López

Se busca un todoterreno azul en la investigación del crimen de Esther López

Las magulladuras que presenta el cadáver son compatibles con un atropello, pero aún no se sabe cuándo pudo producirse.

Publicidad

Continúa la investigación del crimen de Esther López, la joven hallada muerta en Traspinedo (Valladolid) después de más de 20 días desaparecida.

Fuentes próximas a la investigación han indicado que se busca un todoterreno azul, mientras permanecen abiertas otras dos líneas de investigación. El intento de localizar ese coche está relacionado con la hipótesis de que Esther López pudo ser arrastrada por un vehículo, aunque se desconoce en qué momento pudo producirse.

Los resultados de la autopsia de Esther López

Según la autopsia preliminar, el cadáver presenta una rotura de cadera y múltiples magulladuras.

Esther López desapareció el 12 de enero en Traspinedo, una localidad a unos 25 kilómetros de Valladolid. Desde ese día se realizaron múltiples búsquedas por la zona, incluyendo rastreos con drones y equipos subacuáticos. No fue hasta el 5 de febrero cuando un paseante halló su cuerpo sin vida en una cuneta de la misma localidad.

En ese tiempo se detuvo a un vecino del pueblo, que posteriormente fue puesto en libertad, y también se ha interrogado a las últimas personas que la habrían visto con vida. La causa de la muerte fue un shock hipovolémico, aunque aún no está claro qué pudo producirlo.

Además, el teléfono móvil de Esther López reveló que su última conexión fue a las 5:40 de la madrugada del 12 de enero para enviarle un WhatsApp a su madre, pero 10 minutos después ya no emitía señal.

Publicidad