El Ayuntamiento de Burguillos de Toledo, localidad donde residía la mujer que fallecía este sábado a consecuencia de una explosión de gas en una panadería de París, ha decretado este lunes, 14 de enero, como día de luto oficial en el término municipal por su muerte.

Según ha informado el Consistorio burguillano en un comunicado, además, en la Casa Consistorial se pondrá un libro de condolencias para quien desee mostrar su pésame a la familia. Este libro se entregará al marido de la fallecida "como recuerdo del cariño expresado por sus vecinos y vecinas". La repatriación del cuerpo de esta mujer está pendiente de la firma del juez y será "lo antes posible", aunque aún se desconoce la fecha concreta en la que el cuerpo llegará a España.

Así lo han confirmado fuentes de la Delegación del Gobierno en Castilla-La Mancha, que han señalado también que la embajada española en el país galo está "trabajando y encima del tema" para que la repatriación del cadáver se produzca cuanto antes. Tres personas fallecieron, la turista española y dos bomberos, y más de 40 personas resultaron heridas de diferente consideración en este suceso en la capital francesa. Entre esos heridos se encuentran también otros dos españoles, según han informado fuentes del Ministerio de Asuntos Exteriores.

Los dos españoles heridos son un hombre y una mujer, y ambos están recibiendo tratamiento en un hospital. El consulado español está en contacto con ambos y con sus familias, según han explicado las mismas fuentes.