Multas COVID-19

Los bufetes de abogados comienzan a tramitar reclamaciones de las multas del confinamiento

Se trata de multas de uno 600 euros (300 si se pagaron con la bonificación), y aunque no se puede saber cómo se va a resolver cada caso concreto, las sensaciones son buenas según los expertos.

Publicidad

"La gente quiere recuperar su dinero", dice Ana Fernández. Esta abogada del despacho 'Marín Consulting', en Vigo, asegura que en las últimas semanas son muchos los que se han acercado al bufete preguntando cómo proceder para reclamar el dinero de las multas interpuestas durante el estado de alarma.

"Algunos no pagaron y ahora han recibido embargos en sus cuentas, otros pagaron para evitar problemas pero ahora están viendo que pueden recuperar esa cuantía y deciden reclamar". Hablamos de multas de 600 euros o 300 si se pagaron con la bonificación, y aunque no se puede saber cómo se va a resolver cada caso concreto, las sensaciones son buenas.

Multas por salir al parque con una niña o tomar un café

Ana y su compañero David Alonso ya ganaron un juicio en ese sentido en el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 1 de Pontevedra. La sala revocó la sanción a un vecino del Ayuntamiento de Tui, que fue multado por la Guardia Civil al ser encontrado en un parque con su hija pequeña.

El padre alegó que se vio obligado a salir de casa porque su hija entró en un estado de ansiedad y necesitaba que se desestresase. El juez concluyó que el multado no desobedeció la orden de los agentes, ya que regresó a casa cuando se lo dijeron, en tal caso no cumplió con los mandatos de una disposición de carácter general, que no es lo mismo. La Administración tuvo que devolverle el dinero.

Esto es lo que busca Juan, uno de los que ha decidido reclamar. Él y su hijo. Los dos recibieron una multa por estar tomándose un café en la acera, fuera de la panadería en la que lo habían recogido, en un pequeño descanso de su trabajo. "Teníamos autorización para estar en la calle porque somos autónomos y estábamos trabajando, pero los agentes interpretaron que no podamos tomarnos un café mientras".

Juan no pagó la multa y le han embargado. Ahora espera que su alegación sea atendida.

Publicidad