Llevar una botella de agua en el coche, un debate de seguridad vial

Publicidad

Tráfico

¿Es bueno llevar una botella de agua en el coche?

Un estudio indica que llevar una botella de agua en el coche durante el verano aumenta nuestra seguridad al volante, ya que nos mantiene hidratados. Pero también tiene otras contraindicaciones que pueden ser un peligro en la carretera.

En resumen
  • No estar bien hidratado aumenta en un 60% las posibilidades de sufrir un accidente
  • Llevar una botella de agua en el coche también puede darnos problemas. Pese a esto, es recomendable, ya que nos sirve para mantenernos bien hidratados.

La Universidad de Loughborough, en Reino Unido, ha realizado un estudio sobre la conveniencia o no de llevar en el coche una botella de agua. Este trabajo dice que no hidratarse durante un viaje aumenta en un 60% las posibilidades de sufrir un accidente de tráfico.

Como cada año, durante estos meses muchos españoles cogerán sus coches para disfrutar de las vacaciones. Esta es la época con temperaturas más altas en nuestro país, por lo que conviene llevar una botella de agua para estar bien hidratados, como recomienda la Dirección General de Tráfico.

Hidratarse bien ayuda a evitar accidentes de tráfico, ya que si nos deshidratamos podemos sufrir mareos, fatiga, pérdida de concentración, dolor de cabeza y somnolencia.

Peligros de llevar en el coche una botella de agua

Tras analizar las estadísticas, el portal de compraventa de vehículos OcasionPlus.com ha realizado un estudio sobre los riesgos que conlleva tener una botella de agua en el coche en verano. Estos son algunos de ellos:

El efecto elefante: llevar objetos sueltos en el habitáculo del coche es un gran peligro. En movimiento, un objeto puede multiplicar entre 55 y 60 veces el valor de su masa, con lo que ante un frenazo brusco a 60 km/h, una botella de un litro tendría una fuerza equivalente a 60 kilos. La recomendación pasa por llevarla siempre en un compartimento como la guantera o el posavasos del coche, para evitar que se mueva.

Atasco en los pedales: una botella en el suelo, sobre todo si contiene agua, rueda con el movimiento, pudiendo llegar hasta la posición del conductor y bloquear los pedales.

Sanción por beber agua al volante: la acción en sí no está recogida de forma expresa en el Reglamento General de Circulación, pero si la Policía piensa que esto puede provocar accidentes, nos podrían sancionar por beber agua mientras conducimos. La multa podría ser hasta de 80 euros.

Soluciomes a los problemas que puede provocar llevar una botella de agua en el coche

Ante los problemas y posible accidentes de tráfico que puede darnos llevar una botella de agua en el coche, la DGT recomienda parar cada dos horas o cada 200 kilómetros, ya que nos ayuda a mitigar los efectos del calor, la somnolencia y la fatiga, relacionada con el 20-30% de los accidentes de tráfico. Por eso, llevar una botella de agua en el coche, pese a que puede conllevar algunos riesgos, también asegura una correcta e importante hidratación.

Publicidad