La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) prevé para mañana, miércoles, lluvias y descenso de las temperaturas en casi toda la Península, salvo en áreas del Mediterráneo y de los archipiélagos.

Las precipitaciones se extenderán durante el día hacia el este aunque sin llegar al Ebro medio y bajo, al litoral de Cataluña, de Valencia y de Murcia ni a Baleares, donde sólo se esperan nubes medias y altas.

Es probable que las precipitaciones sean persistentes en el Pirineo aragonés, Galicia y el oeste del Sistema Central, pudiendo ser localmente fuertes y acompañadas de tormenta en las dos ultimas zonas; en las Islas Canarias, precipitaciones débiles en el norte de las islas.

La cota de nieve bajará en la Península: a lo largo del día desde unos 2.000 hasta 1.000 metros en el noroeste y a 1.200-1.400 metros en el resto.

Las temperaturas diurnas bajarán en la mitad occidental peninsular, subirán en el litoral oriental y Baleares y no cambian en el resto; las nocturnas en descenso en el sur peninsular y en ascenso en el norte, excepto en Galicia, donde no cambian.

El viento soplará del sur y el suroeste con bastante intensidad en la Península, siendo fuerte en Galicia y con intervalos de fuerte en otras muchas zonas, especialmente del extremo norte y vertiente atlántica. En Canarias, viento del noroeste girando a noreste.