Una treintena de provincias se encuentran en situación de riesgo por viento que podría alcanzar los 120 kilómetros por hora, nieve y oleaje, según ha informado la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET). La zona más afectada por el viento es el cantábrico donde están en situación de riesgo importante las provincias de Asturias, Guipúzcoa, Vizcaya, Lugo, Cantabria, además de Almería.

Asimismo, también están en riesgo amarillo por las rachas de viento Granada, Huesca, Albacete,Burgos, León, Palencia, Segovia, Soria, Zamora, Lérida, Tarragona, Melilla, Madrid, Alicante, Valencia, La Rioja y Murcia.

También están en riesgo por nieve las provincias de La Rioja, Asturias, Navarra, Lérida, Burgos, León y Huesca. Además del fuerte viento con rachas muy fuertes en el Cantábrico, zonas de montaña, bajo Ebro, Ampurdán y Baleares, para este martes se esperan precipitaciones que podrían ser localmente fuertes o persistentes en Galicia, Cantábrico y Pirineo occidental y nevadas en zonas de montaña del tercio norte peninsular.

Así, en el extremo norte peninsular se esperan lluvias y chubascos, que podrán ser localmente fuertes o persistentes en Galicia, Cantábrico y Pirineo occidental. Se extenderán por la tarde a otras zonas de la mitad norte peninsular, principalmente en el entorno de áreas montañosas, y puntos de Baleares. No se descartan de forma dispersa, en el interior sureste peninsular y área del Estrecho.

La cota de nieve se situará en Pirineos entre 700/900 metros subiendo a 1000/1200 metros en horas centrales; en el resto del tercio norte peninsular, en torno a 1000/1200 metros bajando a 700/900 metros. En el centro, en 1300/1600 metros bajando a 800/1000 metros. Las temperaturas diurnas irán en aumento en el Cantábrico, alto Ebro, Pirineos y entorno del sur de Aragón y habrá débiles en ambas mesetas y, siendo más intensas, en zonas de montaña, localmente fuertes en Pirineos.