Comienza a remitir la borrasca que arrasa España desde el martes

Publicidad

TEMPORAL DE VIENTO Y PRECIPITACIONES

La borrasca 'Ana' causa estragos y obliga a cancelar decenas de vuelos por los vientos de hasta 140 kilómetros por hora

Esta gran borrasca viene asociada a una ciclogénesis explosiva, un fenómeno muy especial que se produce al chocar una masa de aire frío con otra de aire caliente. Los fuertes vientos han obligado a desviar o cancelar vuelos en ciudades como Vigo, Sevilla y Bilbao, aeropuertos que además se han visto afectados por las anulaciones de salidas y llegadas internacionales a raíz de la meteorología en el resto de Europa.

La borrasca 'Ana', que trae a la Península intensas lluvias y vientos que pueden alcanzar los 140 kilómetros por hora, ya está sobre la mayoría del territorio. Los fuertes vientos ligados al temporal que ha entrado en España han obligado a desviar o cancelar vuelos en ciudades como Vigo, Sevilla y Bilbao, aeropuertos que además se han visto afectados por las anulaciones de salidas y llegadas internacionales a raíz de la meteorología en el resto de Europa. Fuentes de Aena han indicado que, a nivel interno, el aeropuerto más afectado ha sido el de Vigo, que ha sufrido seis desvíos a otros puntos de la red y cinco cancelaciones.

El gobierno gallego ha pedido a la población que se mantenga alejada de las zonas de costa. También recomiendan que -por seguridad- se evite pasear cerca de edificios en ruinas o en construcción, incluso piden precaución cerca de los grandes paneles publicitarios.

Se trata de una borrasca "muy profunda", advierte la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), que dará lugar a un intenso temporal de viento, mar y precipitaciones en toda la Península y Baleares. Lo peor ha llegado este domingo por la tarde.

La Aemet ha decretado la alerta naranja por vientos y lluvias fuertes -así como intenso oleaje en las zonas costeras- en ocho comunidades autónomas (Galicia, Asturias, Cantabria, País Vasco, Navarra, La Rioja, Castilla y León y Madrid), así como en las provincias de Cáceres, Toledo, Ciudad Real y Guadalajara.

En Castilla y León, muchos ayuntamientos han suspendido las actividades navideñas. Protección Civil ha recomendado a los hosteleros que recojan sus terrazas, para que el viento no arrastre el mobiliario y se puedan producir accidentes.

Las precipitaciones serán abundantes en gran parte del territorio peninsular, pero se espera que sean localmente fuertes y/o persistentes sobre todo en el noroeste y en zonas montañosas, donde podrían alcanzarse o superarse los 80-100 litros por metro cuadrado (l/m2) en 24 horas.

Las lluvias tenderán a disminuir de oeste a este a lo largo del lunes, pero todo el litoral Norte, de Cataluña, Baleares, Murcia y Alicante estará en alerta naranja el lunes por fuertes vientos que podrían provocar olas de hasta seis metros. Las rachas de viento podrán superar los 80-100 kilómetros por hora (km/h), sobre todo en zonas montañosas, Galicia y zonas próximas donde se podrían superar los 120 km/h. Con el paso del frente el viento irá amainando de oeste a este a lo largo del lunes.

Una borrasca es un ciclón provocado por sistemas de bajas presionesdonde el viento gira en sentido contrario a las agujas del reloj en el Hemisferio Norte. La actual lleva el nombre de 'Ana' porque las agencias meteorológicas portuguesa, francesa y española han decidido "bautizar" a todos los fenómenos de este tipo susceptibles de causar daños significativos en bienes y personas en alguno de los tres países, vengan acompañados o no de una ciclogénesis explosiva.

En el caso concreto de esta borrasca, sí viene acompañada de una ciclogénesis explosiva, que implica que la caída del sistema de bajas presiones que lleva podría ser igual o superior a 18-20 hectopascales (hPa) en 24 horas en las latitudes medias en las que se encuentra España (entre 30 y 60 grados de latitud). De momento, las citadas agencia meteorológicas solo han decidido nombrar las borrascas atlánticas, no las mediterráneas. Las siguientes que vengan recibirán los nombres de Bruno, Carmen, David, Emma, Felix y Gisele.

Publicidad