Julián Moreno, el bombero que ha diseñado la jaula en la que bajarán los mineros a rescatar a Julen, ha explicado cómo surgió la idea del diseño "a través de tantas reuniones de coordinación que hay entre los cuerpos de seguridad se perfiló cómo sería la bajada. Ahí echaban en fata el descenso".

Reconoce que se quedó intranquilo al saber "que iban a bajar en cuerdas. 50 metros así es muy complicado, por lo que en mi mente no me fui contento, le empecé a dar vueltas y desarrollé un pequeño boceto".

Les enseñó el boceto a los mineros y les pareció la mejor opción, y es cuando empezaron con la construcción. La idea de crear la jaula, según nos cuenta Moreno, es "para evitar roces en la tubería de respiración".

"He hablado con varios de ellos y están bastante bien de ánimos, con ganas de empezar lo antes posible y poder llegar a Julen", comenta Moreno.

Las condiciones en un espacio confinado es la baja visibilidad, dificultad en la respiración, aunque como nos dice Moreno, en este caso "se inyectará aire".