INUNDACIONES EN EL NORTE

Los ríos vascos recuperan la normalidad

El temporal no termina de olvidarse del norte de la Península. Si ayer cinco ríos se desbordaron en Vizcaya, entre ellos el Nervión a su paso por Bilbao, hoy el temor es que la pleamar haga desbordarse la ría.

La ría de Bilbao, a punto de desbordarse

Publicidad

El País Vasco sigue en alerta naranja (importante) por lluvias, aunque la situación mejora tras la jornada vivida el miércoles en Vizcaya, con numerosos desbordamientos de ríos ha mejorado y todos los ríos bajan por su cauce. 

En las últimas horas, según Interior, las precipitaciones han disminuido en Vizcaya, pero se han incrementado en Guipúzcoa

A primera hora de la mañana, todos los ríos tanto de Vizcaya como de Guipúzcoa están dentro de sus cuencas. Las previsiones del Instituto Vasco de Meteorología-Euskalmet indican que seguirá lloviendo en toda la vertiente cantábrica y se puede llegar a acumular hasta 60 litros por metro cuadrado en algunas zonas. 

En Getxo (Vizcaya), el río Gobela ha bajado de nivel y está regresando a su cauce. Desde primera hora de la mañana operarios de limpieza del Ayuntamiento se afanaban en retirar el lodo de la Avenida de Los Chopos y la zona de Neguri donde ayer inundaron garajes y lonjas. 

De los 11 vecinos que ayer tuvieron que ser evacuados de sus viviendas, ocho han podido regresar ya a sus casas, y a lo largo de la mañana está previsto que se vayan abriendo al público los servicios del polideportivo de Fadura, excepto las piscinas, que ayer se vieron afectadas por la subida del río. Algunos portales, comercios y lonjas mantenían a primera hora de hoy los sacos de arena en la puerta. 

En el municipio vizcaíno de Mungia también persisten todavía balsas de agua procedentes del desbordamiento del río Butrón, que afecta a parte del centro urbano del municipio. La red principal de carreteras de la Comunidad autónoma también va volviendo a la normalidad y sólo queda un carril de la carretera N-240 en Barazar por desprendimientos registrados ayer, así como está cortada la BI634 en la localidad vizcaína de Gatika.

Publicidad