Publicidad

Coronavirus

Benidorm empieza a parcelar sus playas pese a las dudas sobre el turismo en Semana Santa ante el coronavirus

La reactivación de los viajes del Imserso y la apertura de viajes con Reino Unido ante la mejora de la pandemia del coronavirus han motivado a Benidorm para empezar a preparar sus playas ante la llegada de turistas en Semana Santa.

El sector del turismo y la hostelería en Benidorm empieza a ver la luz al final del túnel frente a la pandemia del coronavirus. El anuncio sobre la reactivación de los viajes del Imserso y la apertura con Reino Unido han motivado a la ciudad a preparar sus playas para la recepción de turistas, pese a las incógnitas sobre la movilidad la próxima Semana Santa.

La primera de las señales que dio esperanza a pesar de la COVID-19 fue la noticia por parte de la Asociación Empresarial Hostelera de Benidorm, Costa Blanca y Comunidad Valenciana de una reserva "masiva" de turistas británicos desde final de primavera y durante todo el verano, ya que Reino Unido permitirá viajar a finales de mayo.

La segunda fue la anunciada por el Gobierno, cuando la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, dijo la semana pasada que en septiembre se darán las condiciones para poder reactivar los viajes del Imserso. Además, no descartó la posibilidad de que se adelante la fecha, dependiendo de la evolución del coronavirus y la campaña de vacunación.

Acondicionamiento de playas en Benidorm

En este contexto de mejora frente a la pandemia del coronavirus, el Ayuntamiento de Benidorm ha optado por empezar a parcelar sus playas y reforzar los servicios de socorrismo y limpieza, con el fin de asegurar la temporada turística durante la desescalada de marzo y abril.

En este sentido, repetirá el modelo de playas seguras por el que se rigió el año pasado, dividiendo la arena de las playas en secciones de 16 metros cuadrados adaptadas a distintos tipos de público y con control de aforo para evitar las aglomeraciones.

Esta propuesta, enmarcada dentro del proyecto 'Benidorm Beach Safety' frente al coronavirus, se hace "con el fin de garantizar aforos, distanciamiento físico y la seguridad sanitaria, así como el disfrute de todas las personas usuarias, y que tan buen resultado y acogida tuvo", explicaba el alcalde de Benidorm, Toni Pérez.

En este sentido, a partir de hoy y hasta el 30 de abril, se reforzará la vigilancia y el salvamento en las playas con una plantilla de 19 efectivos, incluidas una embarcación y una ambulancia, además de aumentar el servicio de limpieza de las playas en turnos de mañana y tarde, además del habitual establecido por la noche.

Por el momento, no estará permitido el alquiler de hamacas y sombrillas, con el fin de frenar el riesgo de expansión del coronavirus.

Publicidad