El bebé ingresó en estado grave en el Hospital de la Vall d´Hebron, que inmediatamente activó el protocolo habitual para menores maltratados. La policía detuvo al padre, de 21 años , en el Maresme. Ya les han retirado la custodia a los progenitores, pues se ha confirmado que presentaba golpes anteriores.

El Departamento de Salud ha abierto esta semana un expediente para investigar la asistencia previa que ha recibido el bebé a diferentes centros en las últimas semanas y la conselleria ha personado como acusación particular en el caso en defensa de los derechos del niño.

.